Hibaika, líder de la liga femenina ETE

El bote femenino compitiendo en una de las banderas de esta temporada en la que está cosechando excelentes resultados. /  FOTOS: ARIZMENDI
El bote femenino compitiendo en una de las banderas de esta temporada en la que está cosechando excelentes resultados. / FOTOS: ARIZMENDI

El bote masculino, por su parte, se ha metido en la pelea por mantenerse en la liga ARC-1

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

Con el ecuador de temporada traspasado, los dos botes de Hibaika encaran un mes clave, como es agosto con diferentes objetivos. Los resultados que se obtengan durante este mes son muy importantes de cara al final de una temporada que tiene visos de ser apasionante para ambos botes.

Pese a todo, son líderes. Así se puede resumir el periplo del bote femenino que pese a la mala suerte, ha sido capaz de llegar a la recta final de la liga en primera posición. Después de comenzar junio ganando cuatro banderas seguidas, la mala suerte y la máxima igualdad que impera este año en la liga ETE, han hecho que bajaran a la segunda posición por detrás de Zumaia, pero las últimas regatas han vuelto a poner a las de Amaya Gezala líderes en solitario, aunque Zumaia les pisa los talones.

Cabe decir que, incluso en los peores momentos y gracias a la renta obtenida con anterioridad, apenas han visto peligrar su puesto para los play-offs de ascenso a la Liga Euskotren que se van a disputar en septiembre. No obstante, y dada la máxima igualdad reinante donde cuatro equipos han ganado alguna bandera, un mal día puede trastocar los planes de cualquier tripulación y quedarse fuera de los puestos punteros.

Mala suerte para ellas

En concreto, un cúmulo de mala suerte como una mala calle con viento en contra en la ría de Portugalete o una ciaboga donde se les trabó el espaldín, han hecho que las de Errenteria no estén más arriba. A ello, hay que añadirle que otras tres banderas no han cogido el camino de Ondartxo por centésimas, pero aun así, aventajan en 14 puntos a Deusto, que sería la primera tripulación que se quedaría sin poder disputar el play-off.

A todo ello, hay que añadir que en los campeonatos de Gipuzkoa y Euskadi las errenteriarras han brillado de forma muy especial, ya que han obtenido sendos bronces; imponiéndose a algunas tripulaciones que militan en la Liga Euskotren, y que a priori, eran tripulaciones más potentes. Pues bien, la Madalen ha dejado atrás a clubes tan potentes como Arraun-lagunak, Donostiarra u Hondarribia, dando muestra del potencial que atesoran las de Ondartxo. Ahora toca centrarse otra vez en la liga ETE, para seguir mejorando y rotando a la plantilla para rubricar una temporada que ya de por sí, está siendo muy buena.

Otra realidad

El bote masculino, por su parte, vive otra realidad. Desde el inicio de temporada, vive inmerso en una dura pugna para evitar el descenso directo junto a Lapurdiko Arraun Taldea; que desde el punto de vista deportivo, está siendo muy emocionante y espectacular.

Al comienzo de la temporada, la Madalen consiguió imponerse en casi todas las regatas frente a Lapurdiko pero hace unas semanas, que los lapurtarras y errenteriarras han entrado en un intercambio de golpes donde se van alternando los puestos. Ahora mismo, a falta de siete regatas por disputarse, los errenteriarras aventajan en dos puntos a los lapurtarras. Las cuentas son bastante claras: si ningún bote intercede entre las dos tripulaciones, a los errenteriarras les basta con imponerse en tres regatas frente a los lapurtarras para evitar el descenso directo que les llevaría a la ARC-2.

El técnico Alex Orena ya vaticinó con anterioridad que el bote de iparralde les iba a causar problemas, «ya que es un bote terco y peleón, como nosotros». Además de ello, «es un bote físicamente muy fuerte, con muchos wattios de potencia; que según en qué campo de regata puede hacernos mucho daño». No obstante, el veterano técnico sigue incidiendo en que «la clave está en nosotros mismos. Si somos capaces de afrontar este mes de competición que queda con la máxima concentración y ambición, no tengo duda de que los resultados llegarán».

Los de Ondartxo, siguen buscando con ahínco ese punto de calidad y remada que les acerque a las traineras que le preceden en la clasificación. Desde Hibaika, no dudan de que el bote todavía aún puede correr un poco más y esperan rubricar en estas semanas clave la mejoría y progresión de que han hecho gala desde el inicio de la competición.

De momento, los de la Madalen se centran en la siguiente doble jornada que se disputará este mismo fin de semana en Camargo y Getaria, donde intentarán abrir brecha con respecto a Lapurdi aunque todo indica que hasta la última jornada habrá emoción para ver cuál de estos botes se salva de la quema.