Hibaika afronta un mes de agosto vital

Los equipos femenino y masculino de Hibaika frente al Ayuntamiento, antes del inicio de la temporada. / FOTOS ARIZMENDI
Los equipos femenino y masculino de Hibaika frente al Ayuntamiento, antes del inicio de la temporada. / FOTOS ARIZMENDI

Las embarcaciones masculina y femenina se encuentran ante el reto de mejorar sus registros | Han presentado claroscuros en sus respectivas trayectorias debido al duro invierno que han padecido por falta de remeros y otros factores

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Las embarcaciones masculina y femenina de Hibaika afrontan un mes duro y a la vez importante en sus respectivas competiciones. Ambas tripulaciones, que comenzaron su periplo allá a finales de junio, ya han cruzado el ecuador de la competición y lucharán por mejorar sus registros de cara al final de temporada. Han sido meses duros, llenos de altibajos en sus respectivas trayectorias debido al duro invierno que han padecido por falta de integrantes y demás factores, algo que a la postre les ha pasado factura. Se trata de algo que esperan enmendar en las jornadas que quedan hasta el final de liga.

Por un lado, las integrantes de la Maddalen, entrenadas por Gorka Barbado, afrontarán tres semanas de dura competición en la liga ETE, con fines de semana donde les tocará hacer doblete remando sábado y domingo. Las de Barbado se encuentran ahora mismo en el tercer puesto de la clasificación general y aspiran a meterse entre las dos primeras, algo que les daría una plaza para el play-off de ascenso para la liga Euskotren. No lo tendrán fácil, ya que a falta de seis regatas puntuables para la finalización de la liga, el segundo puesto que ostenta Deusto está a cuatro puntos, mientras que en el primero se encuentra la Donostiarra, que se ha alejado a siete. El rumbo a seguir es el que fijaron el pasado 15 de julio en aguas cántabras, cuando se impusieron en la bandera de Camargo.

Una de las remeras más veteranas, Eli Pescador, ha señalado que «las sensaciones son buenas y creemos que aún no hemos explotado del todo, y todavía nos queda bastante margen de mejora». Necesitarán recortar y sumar puntos con urgencia con respecto a sus rivales, ya que un despiste o un mal día de cualquier embarcación puede voltear la clasificación y condenar a alguna de las traineras punteras.

El masculino, a mejorar

Por otro lado, a los remeros entrenados por Alex Orena les quedan, al menos, cuatro jornadas de competición. En la recién estrenada liga ARC-1, el 19 de agosto se presenta como la última jornada de la liga regular, pero los remeros errenteriarras parece que, salvo sorpresa mayúscula, tendrán que disputar el play-off para intentar no descender a la ARC-2.

Por el momento, el primer objetivo que se habían marcado casi lo han solventado con éxito. No es otro que el de eludir el último puesto de la clasificación, que hubiera supuesto el descenso directo. El farolillo rojo pertenece ahora mismo a Portugalete, con 12 puntos de desventaja con respecto al bote errenteriarra, por lo que el bote vizcaíno es virtualmente equipo de ARC-2. Los chicos de Hibaika se han afianzado en la penúltima posición de la clasificación. Se encuentran ahora mismo en tierra de nadie, puesto que el siguiente bote en la clasificación es San Juan-Sumelec B, que con 18 puntos, y a estas altura de la liga, es casi inalcanzable.

Su entrenador, Alex Orena, se muestra optimista, ya que «nuestra progresión es imparable y aún no se ha visto la mejor Hibaika de este año. Nuestros últimos entrenamientos así lo atestiguan y lo único que tenemos que conseguir es plasmar esos resultados en la competición». Los errenteriarras competirán duro este mes, pero con la vista puesta en septiembre, ya que a mediados de ese mes se disputará el dramático play-off de ascenso-descenso con las embarcaciones de ARC-2 y quizá, con alguna de la ARC-1.

 

Fotos

Vídeos