Cada vez más Halloween

Decenas de jóvenes acudieron disfrazados a las diferentes actividades preparadas por Halloween. /  FOTOS: ARIZMENDI
Decenas de jóvenes acudieron disfrazados a las diferentes actividades preparadas por Halloween. / FOTOS: ARIZMENDI

Los jóvenes optaron por disfrazarse de noche mientras muchos adultos esperaron a la luz del día para visitar a sus seres queridos en Zentolen |

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Las horas previas al Día de Todos los Santos son muy diferentes a lo que eran hace no tantos años. La lluvía y el frío siguen acompañando, algo normal en estas fechas, pero el ambiente que se respira en el municipio ha dejado de ser solemne para convertirse en jovial e incluso festivo.

Cada vez más familias aprovechan estas fechas para disfrutar de una escapada de unos días con la posibilidad que ofrece el puente, pero no todas. Muestra de ello es la gran cantidad de jóvenes que desafiaron a las inclemencias climatológicas para salir disfrazados, algunos con atuendos más terroríficos que otros, en las últimas horas del miércoles, con el ánimo de dar la bienvenida al mes de noviembre celebrando la fiesta de Halloween.

Los más antiguos del lugar no entienden cómo o por qué esta fiesta, de origen anglosajón, ha calado tan fuerte entre los errenteriarras más jóvenes. Hacia las 19.00 horas de la tarde del miércoles, era fácil ver en los barrios más centricos del pueblo a niños y niñas timbrando a diferentes puertas y comercios bajo el lema del 'truco o trato'. Muchas personas, más acostumbradas a este tipo de iniciativas el día 24 de diciembre y con txapelas de por medio, quedaban atónitas ante la pregunta. «Pues no tengo caramelos», contestaba un vecino de Iztieta a una cuadrilla de niños, que muy amablemente le instruyeron diciéndole que «no importa, nos puedes dar galletas o lo que sea».

En este sentido, había varias actividades programadas para celebrar la fiesta de Halloween. En los polideportivos municipales se instaló un photocall en el que se repartieron caramelos. Además se puso en marcha un concurso de disfraces. Por otro lado, las actividades de la tarde se practicaron con iluminación y música un tanto terrorífica en los citados polideportivos. A la misma hora, en la sala Niessen, se proyectaba el cortometraje 'Larrie', resultado de un proceso que se ha llevado a cabo en los Gaztelekus de Errenteria. A la proyección, asistieron creadores y espectadores, algunos de ellos terrorificamente caracterizados. A medianoche todavía se podía encontrar algo de bullicio por las calles, aunque sólo quedaban los más valientes, que decidieron convertir el miércoles en sabado, acudiendo con su disfraz a los pocos bares que quedaban abiertos.

Visitas a Zentolen

Una vez superada la noche, el día de Todos los Santos amaneció con las tradicionales visitas a Zentolen. En este caso, en su mayoría eran personas adultas que se acercaban en familia a llevar flores y otros obsequios a los seres queridos que allí descansan. La afluencia de gente fue decreciendo a lo largo del día, coincidiendo con la disponibilidad del transporte público habilitado. Mediada la tarde pocas eran las personas que permanecian en los alrededores, puesto que era un buen momento que algunos aprovecharon para descansar o iniciar prematuramete el fin de semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos