Gerardo Carrere: «Hay que mejorar la atención social a las personas migrantes en Oarsoaldea»

Gerardo Carrere, coordinador de SOS Racismo Oarsoalde, en plena comparecencia ./
Gerardo Carrere, coordinador de SOS Racismo Oarsoalde, en plena comparecencia .

El aumento de los movimientos migratorios en la zona y los casos más frecuentes de discriminación son temas candentes

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

Gerardo Carrere (Errenteria, 1961) lleva más de tres años coordinando las labores de SOS Racismo en Oarsoaldea, por lo que el último repunte de migrantes venidos desde el sur en las últimas fechas no le pilla por sorpresa. A pesar de que la situación no es tan delicada como en Donostia o Irun, cree que hay muchos aspectos por mejorar en municipios como Errenteria.

-En base a las noticias acontecidas últimamente, ¿realmente ha habido un crecimiento de migrantes entrando desde el sur?

-Ha habido un crecimiento evidente. Llega más gente a Donosti, y en Irun hay muchas personas esperando pasar la frontera. Pero, ¿qué ocurre? Que muchas veces pasan la frontera y los devuelven. Entonces hay un número más o menos fijo de personas que siempre está ahí, y para ellos en Irun hace falta un recurso más concreto, como el que se ha habilitado recientemente de 20 plazas y un comedor. También se está creando una pequeña red de asistencia de ropa en torno a SOS Racismo. Así como por Donostia o Oarsoaldea pasan, en Irun se quedan, por eso es allí donde más necesidad puede haber.

-En este sentido, ¿se ha acogido a alguna persona en Errenteria y alrededores en los últimos meses?

-Ahora mismo en Errenteria no tengo constancia de que se haya acogido a ninguno. Puede ser que en algunas mezquitas o alguna persona en particular lo haya hecho, pero oficialmente no sabemos si por Errenteria han pasado y tampoco hay ahora mismo ningún recurso para atender a estas personas.

-En la zona de Oarsoaldea, ¿qué necesidades más urgentes hay en el aspecto migratorio?

-Yo creo que hay que mejorar primero la atención social a las personas migrantes. El problema que nos encontramos es que las personas migrantes son un colectivo que tiene programas específicos de acceso a vivienda y trabajo. Hay que tener en cuenta que si el paro en Gipuzkoa es inferior al 10%, el de las personas migrantes supera el 35%. Si tú eres una persona migrante tienes más problemas para acceder al trabajo y en especial ciertos colectivos, como el magrebí. A esto habría que añadir que las personas que están en situación irregular tienen muchísimos más problemas.

-¿Qué tipo de problemas?

-Pues problemas de acceso de vivienda, de pobreza... Muchas personas no pueden acceder a ayudas sociales porque no tienen los 3 años de residencia mínimos para cobrar RGI o casas en las que no se pueden empadronar. El hecho que no tengas un acceso a la vivienda hace que tengas también dificultades de acceso a ayudas sociales.

«Se debería sensibilizar a la población en contra de los rumores y estereotipos racistas»

«El paro de las personas migrantes supera el 35% en la provincia de Gipuzkoa»

-¿Se puede hacer algo más desde el ámbito social o político?

-Una labor importantísima sería sensibilizar a la población en contra de los rumores y estereotipos racistas y xenófobos en el sentido de que no podemos discriminar a las personas por el hecho de que sean extranjeras. Es decir, independientemente del origen de las personas y de su situación administrativa, todas las personas tenemos que tener garantizados nuestros derechos mínimos. Eso intentamos hacer desde SOS Racismo y deberían de hacer también desde las instituciones. Acabar con el tema de la prioridad nacional -que yo por ser de aquí tenga más derechos-. Es un elemento importante, no sólo porque puede disminuir las actitudes racistas hacia las personas extranjeras, sino porque es un aspecto que dificulta muchas veces la misma puesta en práctica de políticas adecuadas por parte de la Administración, porque la Administración muchas veces se encuentra con la oposición de la misma ciudadanía. Por ejemplo en la asignación de ayudas sociales.

-Hablando de discriminación, ¿crees que ha habido un aumento en la discriminación en los últimos meses o años?

-Existen pocos datos sobre todo en aquellas discriminaciones que no llegan a ser 'delito de odio', algo que sí es un hecho delictivo existente en el código penal, ya que tiene un componente de racismo. Por ejemplo, una agresión a una persona por su color o por pertenecer a un grupo étnico. Hay un informe anual que emite el ministerio del Interior, donde se especifican ese tipo de delitos, no solo hacia razas extranjeras, sino también hacia el colectivo LGTB o el colectivo gitano, y este año aparecen unos 500 denuncias de delitos en todo el estado español. La mayoría es contra las personas extranjeras (de racismo y xenofobia). Son denuncias que luego no sabemos qué recorrido tienen. Dentro de los informes del ministerio del Interior, además, se recoge que la CAV y Gipuzkoa está en los primeros puestos. Esto no quiere decir que se discrimine más, quiere decir que aquí tanto la Ertzaintza como la Policía Local están más al tanto. Pero no tenemos datos, por ejemplo, de discriminación en una agencia de alquiler. Porque eso no se recoge en ningún sitio y es una de las más frecuentes. Y somos conscientes porque la gente que cada vez que viene aquí lo dice. Cuando una persona extranjera quiere encontrar una casa le resulta muy difícil.

-Pero, ¿hay capacidad y medios para ponerle freno?

No sé si hay capacidad, tiene que haber primero voluntad. En Errenteria, por ejemplo, tenemos una iniciativa que se llama 'Berdin', desarrollada conjuntamente con la Diputación. Se trata de un programa de detección de situaciones de discriminación de las personas migrantes. La mayoría de las veces esas situaciones no se saben.

-¿Y cómo se detectan?

-Generando lo que llamamos 'antenas'. Y esas 'antenas' son personas que pertenecen a asociaciones donde trabajan migrantes -o los mismos migrantes-, que lo que tienen es una formación sobre lo que es discriminar y que por lo tanto saben reconocer una situación de discriminación. Esas personas son las que derivan a SOS Racismo esas incidencias y nosotros lo que hacemos es darle el tratamiento que esas personas quieran. Empezó hace 5 años en Errenteria y ya se ha extendido a Debagoiena, Tolosa, y este año a Irun. Trabajamos mucho en este aspecto con Servicios Sociales, y la verdad es que está funcionando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos