La exposición 'Lan isil bat', reivindica la importancia de la cartelería urbana

Joseba Leizeaga, amigos, familiares y representantes del Ayuntamiento, en la inauguración. / ARIZMENDI
Joseba Leizeaga, amigos, familiares y representantes del Ayuntamiento, en la inauguración. / ARIZMENDI

El autor, Joseba Leizeaga, ha puesto a disposición del municipio una retrospectiva de carteles que han formado parte del entorno callejero

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Xenpelar Etxea acoge durante estos días la exposición 'Lan isil bat (1985-2015)', que recoge los carteles que el diseñador Joseba Leizeaga Arriaga ha donado recientemente al Ayuntamiento de Errenteria.

Leizeaga, lleva desde la década de los 80 realizando este tipo de cartelería que muchos reconocerán. Los autores de este tipo de diseños, como él mismo cuenta, «no suelen ser tan reconocidos». Los contenidos de las obras han tenido siempre un factor común, el contenido político. Temas como la represión, la autodeterminación o el euskera se encuentran plasmados en cada una de las piezas. Según Leizeaga, los carteles tienen una función «informativa y reivindicativa». Para el autor, la realización de los carteles «no sólo empuja a la lucha o dirige las reivindicaciones, sino que la creación de los propios carteles es una lucha y una reivindicación en sí».

En las paredes de Xenpelar Etxea se pueden observar cronológicamente y una a una las obras del diseñador. Llama la atención la evolución en las técnicas y en los acabados que ha tenido en los últimos 30 años. «Cuando comencé, para hacer los carteles se usaban técnicas de dibujo, lápiz, carboncillo, pinceles, rotuladores... todo era hecho a mano y utilizaba diferentes estilos», explica Leizeaga. A partir de mediados de los años 90, con la revolución tecnológica, los trabajos de Leizeaga comenzaron a ser desarrollados por ordenador, con el que «desaparecieron los intermediarios y los trabajos salen ya directos a imprenta», cuenta el autor. «Los dibujos comenzaron a perder importancia y las fotos a tomar fuerza con foto montajes y mezclas fotográficas. A la hora de tabarra con texto también supuso un cambio impresionante», concluye.

A disposición del pueblo

Todos estos carteles, fruto de un «trabajo silencioso», se realizaron para el pueblo, y con la cesión de los mismos al Ayuntamiento, Lizeaga ha querido poner de nuevo este legado que él guardaba en casa, «a disposición del pueblo». Algo que han querido agradecer desde el Consistorio con la presencia de varios de sus concejales en la inauguración que tuvo lugar el pasado lunes. La exposición se puede visitar de manera gratuita de lunes a viernes, entre las 17.00 y las 20.00 horas, hasta el próximo 17 de noviembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos