Erromeria Eguna llenó las plazas de música y danza

Las coreografías de Aiko Taldea y la música de los txistularis, trikitilaris ygaiteros amenizaron la jornada. / FOTOS: ARIZMENDI
Las coreografías de Aiko Taldea y la música de los txistularis, trikitilaris ygaiteros amenizaron la jornada. / FOTOS: ARIZMENDI

Ereintza Dantza Taldea capitaneó por vigésimo primera vez este popular día que sirve como antesala de las fiestas de las Madalenas

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

Erromeria Eguna, fiesta que recupera en el municipio el espíritu de las antiguas romerías rurales de los pueblos de la zona, celebró ayer una multitudinaria vigésimo primera edición.

Desde media mañana, los trikitilaris, txorimalos, txistularis y gaiteros llenaron las calles más céntricas del municipio de ambiente y sobre todo, de música y danza. No hubo cabida para el aburrimiento en la villa puesto que sus acordes llegaron desde la Herriko plaza hasta la plaza Xabier Olaskoaga pasando por la plaza de los Fueros y la Alameda de Gamón. Este año, como curiosidad, la comitiva musical se cruzó con la tamborrada de Antiguos Alumnos de Telleri-alde, que se encontraba amenizando una boda, lo que seguramente fuera un aliciente para los novios. Simultáneamente, la plaza de los Fueros era testigo de un emocionante torneo de bolos callejeros en los que los vecinos con más puntería pudieron participar. Poco después, Aiko Taldea demostró porque es uno de los grupos de baile tradicional de referencia , dejando claro que todo aquel con algo de inquietud por este arte, puede aprender a bailar.

Comida y romería

La hora de la comida, celebrada por primera vez en Merkatuzar, sirvió a todos los bailarines para reponer fuerzas. Después, a las 18:00 horas y con la digestión bien hecha, el grupo Patxi eta Konpainia acompañado de músicos y txalapartaris, hicieron vibrar a las decenas de personas de todas las edades que se acercaron de nuevo a la Alameda para empaparse del ritmo de estos bailes tradicionales que servirán como practica para las fiestas que se avecinan.