Errenteria vive la traca final de la fiesta

La imagen de Santa María Magdalena a su salida en procesión después de la Misa Mayor celebrada en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción. / FOTOS: ARIZMENDI
La imagen de Santa María Magdalena a su salida en procesión después de la Misa Mayor celebrada en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción. / FOTOS: ARIZMENDI

Xanti y Maialen se han despedido hasta el próximo año |

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Errenteria celebró ayer su último día de fiestas patronales. El día de Santiago amaneció lluvioso y amenazó con romper la hegemonía climática que había instaurado el sol en días previos. No fue así y los vecinos que quisieron bajar a despedir a Santa María Magdalena en procesión, pudieron hacerlo. Acompañada por el Cabildo Parroquial y los ediles del PSE y PNV, la procesión procedió a depositar la imagen de la Santa en la Basílica siguiendo la tradición.

El resto de la mañana transcurrió con relativa tranquilidad. La gran yinkana infantil y la comparsa de gigantes y cabezudos fueron actividades suficientes para las decenas de jóvenes que se acercaron. Los que buscaron un plan ligeramente más calmado lo pudieron encontrar en la plaza de los Fueros, con las actuaciones de los bertoslaris Miren Amuriza y Jon Maia, además de las trikitilaris Maider eta Ixiar.

La Kukaña estrenó el programa vespertino. Organizada por Oaingozhau kolektiboa, volvió a reunir a un gran número de participantes que ya se acercaban por los aledaños del Panier una hora antes del evento. Tras el chapuzón, comenzaron las decenas de actividades que había programadas. Las jóvenes de Oliber Nestar Dantza Eskola añadieron el ritmo con su Festival de Bailes y Maider Zabalegi volvió a encandilar con su música y sobre todo, su voz. El color lo puso Furius con su desfile de Carnaval en pleno julio.

Despedidas para todos

Las Madalenas han dicho 'agur', hasta el año que viene, pero los errenteriarras han podido despedirse con mucha alegría. Muestra de ello fueron las dos citas más señaladas del día de ayer. La primera fue la despedida de los gigantes Xanti y Maialen, que siempre acompañados de los más pequeños, bailaron juntos una última vez antes de retirarse a descansar de tanto trajín.

La segunda cita ineludible (esta vez para los mayores) fue el Concierto de la Bande de Música de la Asociación de Cultura Musical. No faltaron las piezas más importantes del repertorio festivo y además contaron con Pirata Piratobich como invitado especial. Las fiestas se dieron por terminadas tras la interpretación del Centenario y la salida del último toro de Fuego de 2018.

Finalizan así unas Madalenas que tanto organizadores como visitantes no dudan en definir como multitudinarias.

Temas

Jaiak
 

Fotos

Vídeos