Las entidades Kireba y Miauka dejan de recoger animales de la vía pública

Uno de los animales acogidos por Kierba y Miauka. / ARIZMENDI
Uno de los animales acogidos por Kierba y Miauka. / ARIZMENDI

Desde ayer, el servicio ha pasado a manos de una empresa ubicada en el municipio de Iurreta, en Bizkaia

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Las entidades Kireba y Miauka, encargadas de recoger animales domésticos de la vía pública, han explicado en un comunicado que a partir de esta semana han «dejado de ser las entidades responsables» en este ámbito.

Esto se debe, según indican desde las asociaciones, a que «la licitación de este servicio ha sufrido un reciente cambio, pasando a regirse por el criterio de valorar con el 80% al factor económico y un 20% a la propuesta técnica del total» con la que se valora a las empresas que compiten para ofrecer dicho servicio. Desde Kireba y Miauka aseguran que su propuesta técnica «ha sido mejor valorada pero se ha otorgado dicha licitación a la empresa con mejor oferta económica», por lo que, en esta tesitura, desde ayer el servicio ha pasado a manos de una empresa ubicada en el municipio de Iurreta (Bizkaia), lo que implicará, entre otras cosas, un aumento del tiempo de recogida de los animales de 20 a 90 minutos.

Kireba y Miauka han estado realizando labores de recogida de animales perdidos o abandonados desde 2014. En sus instalaciones situadas en Lezo, han acogido a multitud de perros y gatos devolviendo o dando en acogida a la gran mayoría de ellos y los que no, siguen allí, gracias al gran espacio del que disponen. «Hemos cuidado y buscado familia a cientos de perros y gatos, siguiendo estrictamente una ética y política de sacrificio cero», afirman desde las entidades. Asimismo, han considerado que «la reducción de los recursos económicos (-18 %) y de infraestructura e instalaciones (-90 %), con el consiguiente aumento de los costes únicamente en desplazamientos desde Bizkaia, recaerá directamente en la posterior atención y condiciones de los animales recogidos (tanto de los que no tienen propietario como de los que sí)». También alertan en su comunicado de esas que las entidades que «mantienen contratos con muchos municipios, deben hacer frente a un gran número de entradas de animales y a un número siempre inferior de adopciones. Algo deben hacer; primero, para dar cabida a nuevos animales y segundo, para que los gastos económicos de mantenerlos no les suponga perdidas empresariales». En su caso, tanto Kireba como Miauka colaboraban únicamente con el municipio errenteriarra, lo que les ha permitido una atención muy personalizada de los animales.

Por el bienestar animal

Por otro lado, desde Kireba y Miauka se han considerado «éticamente obligados» a asegurar el bienestar presente y futuro de los perros y gatos que actualmente custodian. Por ello no contemplan la posibilidad de entregarlos a terceros, asumiendo «la responsabilidad y todos los costes que implique cuidarlos, mantenerlos y encontrarles un nuevo hogar donde ser felices».

A su vez, los responsables de las entidades han comunicado «presuntas irregularidades cometidas dentro del proceso de adjudicación de la nombrada licitación» sobre el que ya han iniciado «diferentes recursos frente a la autoridad competente del Ayuntamiento de Errenteria». Del mismo modo, tras ser notificado a los sindicatos presentes en la Policía Local los inconvenientes, problemas y desventajas con los que se van a ver afectados en el transcurso de aquellas actuaciones que impliquen la recogida de un animal; puesto que el tiempo de actuación se verá multiplicado por cuatro; dichos sindicatos han solicitado información al respecto en el Ayuntamiento de Errentería, sin haber obtenido respuesta «desde hace más de un mes».

Por último, ambas entidades han hecho un llamamiento a todo aquel que quiera mostrar «su disconformidad» a que lo haga en el Servicio de Atención Ciudadana ZU!, a la vez que esperan que «esto se solucione de la mejor manera posible para el ciudadano y los animales».

También confirman que continuarán con su labor con sus «propios recursos» mientras lamentan que los recursos del municipio vayan a parar a otro lugar.