ELA denuncia el nuevo despido de las trabajadoras de la OTA readmitidas

Miembros de ELA acompañan a los ex-trabajadores de la OTA de Errenteria./ARIZMENDI
Miembros de ELA acompañan a los ex-trabajadores de la OTA de Errenteria. / ARIZMENDI

El sindicato afirma que el Ayuntamiento «ha vulnerado los derechos de las empleadas de forma sistemática en este proceso»

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

El sindicato ELA convocó ayer una rueda de prensa en la que dio a conocer que el Ayuntamiento de Errenteria está iniciando una ronda de consultas con la intención de «despedir de nuevo a todas las trabajadoras readmitidas por sentencia». Miembros de ELA acudieron el miércoles a una reunión convocada por el propio Consistorio en la que inicialmente se iban a tratar los términos de la readmisión.

«Para nuestra sorpresa, la intención del Ayuntamiento no era, en absoluto, discutir sobre las readmisiones», afirman. Allí mismo, fue cuando se les comunicó la noticia de su negativa a la reincorporación de las trabajadoras. «Ha sido un camino largo y duro para todas que, con la llegada de las últimas Sentencias, se encontraban alegres y esperanzadas». Pero tras este nuevo revés explican que «el Ayuntamiento de Errenteria ha vulnerado los derechos de las trabajadoras de forma sistemática en este proceso, y ni todas las sentencias de condena le han hecho replantearse su postura». Añadían que «es vergonzoso e inadmisible comenzar con este nuevo proceso de despidos».

No parece que el conflicto vaya a solucionarse de manera inmediata. De momento el Ayuntamiento no se ha pronunciado en ningún término, pero desde ELA insisten en que «las denuncias y la lucha en defensa de los Derechos de las trabajadoras y el pueblo de Errenteria continuarán hasta que el Ayuntamiento readmita a las trabajadoras que debe readmitir». Urgen al Consistorio a que «anule el nuevo proceso de despidos y cumpla con el mandato que le han impuesto los Juzgados».

Un proceso largo

A finales de 2017 el Ayuntamiento decidía publificar los servicios de OTA de Errenteria, siendo la Polícia municipal la encargada de gestionar el servicio. La OTA se volvía a poner en marcha el 4 de abril de este mismo año con el nuevo sistema.

Esta decisión propició el despido de la totalidad de los trabajadores que había en plantilla. Tras conocer esta decisión, fueron los propios empleados los que decidieron acudir a diferentes tribunales para exigir su reincorporación.

De esos nueve trabajadores afectados por la publicación del sistema, cuatro se encontraban en reducción de jornada, por lo que los juzgados no dieron opción a indemnización económica forzando así al Ayuntamiento a devolverles un puesto de trabajo que ya no existía.

En el resto de los casos, las sentencias judiciales sí permitieron al Ayuntamiento ejecutar la opción de indemnizar a los damnificados, descartando así la posibilidad de readmitirles.

El pasado 9 de junio, los propios trabajadores consideraban no entender «por qué en vez de optar por la readmisión de todas han elegido indemnizarnos en aquellos casos en que las sentencias lo permiten. Les ha parecido mejor idea destinar una cantidad cercana a 700.000 euros de dinero público al pago de indemnizaciones».

También se expresó ayer en estos términos ELA en la rueda de prensa convocada en su sede de Errenteria. «Esa indemnización, por supuesto, no sale del bolsillo del alcalde o los concejales, sino de las habitantes de Errenteria». Y avisaban una vez más a los miembros del Gobierno Municipal de que «el despotismo que muestran no refleja el voto de los habitantes de Errenteria».

Por el momento no está prevista ninguna otra reunión entre el Ayuntamiento y el sindicato, más allá de las ya citadas consultas que plantean desde el Consistorio.

 

Fotos

Vídeos