El PSE denuncia una «campaña de control de basuras» en el municipio

Isaac Palencia y José Ángel Rodríguez, del PSE-EE, en la rueda de prensa. /  FOTOS:  ARIZMENDI
Isaac Palencia y José Ángel Rodríguez, del PSE-EE, en la rueda de prensa. / FOTOS: ARIZMENDI

Los socialistas han mostrado su «indignación» ante lo que consideran una forma de intromisión ilegítima en la privacidad de los vecinos

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

El PSE-EE convocó ayer una rueda de prensa para «informar y denunciar» acerca de las nuevas medidas que está llevando a cabo el equipo de gobierno -formado por EH Bildu y Errenteria Irabaziz- en materia de residuos.

Según los socialistas, han tenido conocimiento de que durante el mes de noviembre se han puesto en marcha unas «medidas de control y verificación de bolsas de basura depositadas en los contenedores marrones de cuatro barrios, con la intervención de Zerbitzu y distintos departamentos del Ayuntamiento como Mantenimiento Urbano, Medio Ambiente y Policía Local». En su opinión, la única intención de esta mecánica es la de «controlar las basuras depositadas por los vecinos, buscando infracciones», lo que «a nuestro entender, atenta contra la intimidad y la privacidad de la ciudadanía», han explicado los miembros de la agrupación Isaac Palencia y José Ángel Rodríguez.

Los socialistas, que afirman no haber sido informados ni oficial ni extraoficialmente de esta iniciativa por parte del equipo de gobierno, han tenido conocimiento de estas medidas a raíz de un escrito que ha dado entrada Comisiones Obreras en el propio Ayuntamiento. En este escrito, además de relatar cuáles son las medidas que se están llevando a cabo y de qué manera, el sindicato solicita la suspensión de la actividad, ya que «en la evaluación de riesgos laborales de la Policía Local no se encuentra reflejada dicha actividad». Asimismo, en la misma documentación, Comisiones Obreras afirma «no creer la justificación que se utiliza para esta campaña» y considera que «el dispositivo está mal montado y que vulnera la privacidad de los vecinos sin motivo concreto».

Tasa de reciclaje del 60%

Desde la agrupación socialista no sólo se han mostrado «indignados» por la puesta en marcha de esta actividad, sino que también han criticado que el gobierno haya «roto de forma unilateral y sin facilitar ninguna participación al respecto» el consenso que había en materia de residuos. «Hace apenas un año y medio que aprobamos un Plan de Residuos consensuado y basado en la información y concienciación y esta campaña se sale de los acuerdos unánimes a los que habíamos llegado todos los grupos», explicaba Palencia, y aprovechaba para recordar que «gracias a estas medidas se ha conseguido llegar a una tasa del 60% de reciclaje». Por último, los socialistas han considerado una vez más estas medidas como «muy graves», ya que «registrar e inspeccionar la basura es una forma de intromisión ilegítima en la privacidad e intimidad de los vecinos, derecho Constitucional que se tiene».

 

Fotos

Vídeos