Cuatro vehículos calcinados por un incendio en Errenteria

Daños ocasionados por el incendio que esta madrugada ha calcinado cuatro coches y ocasionado daños en un quinto vehículo, así como en las plantas más bajas del número 10 de la calle Maurice Ravel. / Foto: IÑIGO ARIZMENDI / Vídeo: Soraya Miranda Prieto

El fuego ha obligado a desalojar de madrugada a los vecinos de los portales número 10 y 12 de la calle Maurice Ravel de Beraun. Un quinto vehículo ha sufrido daños parciales

Ainhoa Iglesias
AINHOA IGLESIASSan Sebastián

Cuatro vehículos calcinados, un quinto turismo con daños parciales, desperfectos en una vivienda y una sucursal bancaria, además de decenas de vecinos en vela. Es el balance que deja el incendio que esta madrugada se ha desatado en el interior de un coche en Errenteria.

El fuego se ha originado sobre las 3.45 horas en un turismo estacionado en la Maurice Ravel de Beraun. «Me he despertado por el ruido de pequeñas explosiones. Cuando me he asomado a la ventana me he dado cuenta de que un coche estaba ardiendo», narra Soraya Miranda Prieto, una de las vecinas que ha alertado al 112.

Según informa el departamento vasco de Seguridad, que investiga las causas de lo sucedido, las llamas se han extendido rápidamente a otros vehículos aparcados en la zona y han llegado a alcanzar gran altura, afectando a las viviendas más bajas del portal número 10.

Lo aparatoso del incendio y la gran humareda que ha provocado han obligado en un primer momento a desplazar a los propietarios de los pisos próximos al fuego a la zona alta del edificio. Una vez controladas las llamas, tanto los vecinos del portal número 10, como los del número 12, han sido desalojados por precaución.

Hasta el lugar se han desplazado varias dotaciones de Bomberos, la Ertzaintza y la Policía Municipal, además de dos ambulancias. Fuentes del departamento vasco de Seguridad detallan que algunos vecinos presentaban «leves cuadros de ansiedad provocados por la tensión del momento» pero, afortunadamente, no ha habido que lamentar heridos de mayor consideración.

«Mi coche estaba a 10 metros, pero no me han dejado moverlo por cuestiones de seguridad», informa Miranda Prieto. «Solo se ha retirado una furgoneta porque decían que en el maletero había una bombona de gas», asegura, justo antes de lamentar la impotencia que han sentido algunos residentes a los que la llegada de los Bomberos se les ha hecho eterna.

El fuego se ha dado por extinguido alrededor de las 4.30 horas y, a las 5.15 horas, los vecinos de los portales número 10 y 12 han podido regresar a sus casas.

El incendio deja, además de los cuatro coches calcinados y un quinto vehículo afectado de manera parcial por las llamas, daños leves en la vivienda de las segunda planta del portal número 10 de la calle Maurice Ravel, así como algunos desperfectos en el exterior de la sucursal bancaria de Kutxabank situada en los bajos del edificio.

Más fotos del incendio