Los coros Oñati y Mariaren Bihotza se unirán este sábado en la basílica

José Luis Insausti, Miren Plazaola y José Mari Salsamendi. /  ARIZMENDI
José Luis Insausti, Miren Plazaola y José Mari Salsamendi. / ARIZMENDI

Interpretarán varias piezas del 'Requiém' de Gabriel Fauré en el concierto que ofrecerán a la tarde en la basílica de María Magdalena

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

El coro donostiarra Mariaren Bihotza y Oñati Abesba- tza fusionarán sus voces en el concierto que se celebrará el próximo sábado en la basílica de María Magdalena en Errenteria.

El evento fue presentado ayer por José Luis Insausti, presidente de la asociación María Magdalena; Jose Mari Salsamendi, miembro de la asociación y Miren Plazaola, directora del Oñati Abesbatza. El programa estará compuesto por las obras 'Ave Virgo Sanctissima' de Josep Ollé I Sabaté, 'Cantique de Jean Racine' y el 'Requiem, Op 48', ambas de Gabriel Fauré, compuesto para coro y orquesta en esta ocasión.

Para Insausti, esta última pieza «es una de las más populares misas de requiem». Se trata de un requiem escrito entre 1986 y 1988. Fue interpretado por primera vez en la iglesia de la Madeleine en París, a principios de 1988. Este clásico es, además, la partitura más celebre de su autor. Se trata de una de las piezas «más objetivamente bellas de la historia de la música, dotada de una intangible magia tanto interna como espiritual» explicó Insausti. La obra era considerada como la música de la muerte, y curiosamente su autor, Gabriel Fauré, era agnóstico, aunque trabajó mucho en un ámbito religioso.

Por su parte, Miren Plazaola, directora de Oñati Abesbatza, explicó que la idea de realizar este concierto en conjunto con Mariaren Biho-tza comenzó a forjarse hace nueve años. «Saioa Zuaznabar -directora del coro Mariaren Bihotza- y yo nos conocimos y decidimos que teníamos que hacer algo en conjunto, aunque por aquel entonces, ni ella dirigía a su coro ni yo dirigía al mío. El año pasado, en el Simposium Coral Mundial, ya decidimos cuál era el repertorio, empezando por la obra de Josep Ollé, que nos apasionó a las dos», recuerda Plazaola. El proceso, que finalizará en el concierto de este sábado, comenzó de esta manera en septiembre de 2017 y tras meses ensayando por separado, ambos coros estuvieron un fin de semana encerrados ensayando juntos para poder perfeccionar y empastar las piezas. «Cuando hay colaboraciones de diferentes coros, no es que se note en el escenario pero falta terminar de unirlos, por lo que estos encuentros han ayudado a que lo que la gente vea sea un único coro. Además, el feeling que hemos conseguido tanto Saioa -que ha sido ama recientemente- como yo con los dos coros, ha sido increíble», señaló la directora.

Ya han actuado juntos

No obstante, no será la primera vez que estos dos grupos actúen con este programa musical, puesto que ya han actuado en localidades como Donostia, Legazpi, Oñati e Irun. Adicionalmente, el próximo mes de febrero tienen también pensado interepretarlo en Mutriku. Para Plazaola, es importante salir «de la zona de confort, de tu público habitual», a la vez que ha hecho un llamamiento al público para que acuda y ayude a «expandir la música coral, que por desgracia se está perdiendo cada vez más».

Por último, José Luis Insausti ha querido destacar la presencia del organista Gerardo Rifón, «un gran músico que suele trabajar con las grandes orquestas y coros -como el Orfeón Donostiarra- en todo el territorio nacional», que acompañará a las más de 63 personas que se reunirán en el escenario de la basílica a partir de las 20.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos