El consistorio anuncia un remanente de más de dos millones de euros

Txasko y  Collar comparecieron ayer en el Ayuntamiento. /  ARIZMENDI
Txasko y Collar comparecieron ayer en el Ayuntamiento. / ARIZMENDI

Dicha cantidad se llevará a Pleno para su aprobación con el objeto de llevar a cabo actuaciones no previstas

M.P. ERRENTERIA.

El concejal de Hacienda, Jon Txasko, y el teniente de alcalde, Ion Collar, anunciaron ayer en la casa consistorial, que el remanente de tesorería permitirá afrontar nuevas inversiones que superarán los 2 millones de euros.

Txasko explicó en su comparecencia que «la liquidación de las cuentas del año 2018 ha dejado al Ayuntamiento con un remanente de tesorería de 4.400.000 euros a favor, de los cuales se llevará a Pleno para su aprobación la cantidad de 2.400.000 euros al objeto de llevar a cabo actuaciones no previstas en los presupuestos gracias a los buenos resultados de la gestión. La gestión financiera realizada ha permitido cerrar con una situación económica saneada y con unas cuantías importantes de ahorro que harán posible destinar buena parte de ese remanente a avanzar en proyectos desarrollados en el Plan Estratégico 2025».

Según definió el concejal de Hacienda, del citado remanente se van a añadir 400.000 euros a la partida ya aprobada en los presupuestos de 500.000 euros al objeto de iniciar la obra del aparcamiento soterrado del Parque de Barandiaran en Pontika, obra que se prevé tendrá una duración de tres años y un coste total superior a los 4 millones de euros. Asimismo, se va a dar inicio al ambicioso proyecto de construcción de Viviendas Tuteladas para Mayores, proyecto que irá ubicado en el espacio de la actual biblioteca municipal tras su traslado a Lekuona. Se incorporan 100.000 euros para su realización, proyecto que, por otra parte, se inicia también con una donación que ronda el millón de euros que, en el año 2016, Josefina Rubio hizo al Ayuntamiento de Errenteria para dedicarlo a proyectos de la tercera edad.

Ámbito deportivo

Otra de las apuestas que se realizan con este remanente será la remodelación del Estadio Mikel Odriozola en Beraun, para lo que ya se habían consignado en el presupuesto la cantidad de 550.000 euros, cantidad a la que se le añadirán otros 340.000 euros del remanente. Se espera que esta obra finalice en 2020 y tendrá un presupuesto final que rodará el millón y medio de euros. Por su parte, y siguiendo en el ámbito deportivo, Ion Collar anunció que se proponen una serie de mejoras para el Polideportivo de Galtzaraborda, «donde se van a realizar, entre otras, una rehabilitación de la pista con un acuchillado y repintado de la misma, o la inversión en un nuevo ascensor que sustituya al existente». Del mismo modo el teniente de alcalde añadió que se realizará una revisión y mejora del sistema de agua caliente en el campo de fútbol de Fanderia, para lo que se prevé una inversión de unos 100.000 euros.

En el área de movilidad, la propuesta del consistorio se basa en una serie de mejoras para las obras de los ascensores de Beraun, que producirá un incremento de 225.000 euros a los 780.000 euros ya aprobados en el presupuesto, para lo que se incorporará dicha cantidad del remanente de tesorería.

Para terminar, los representantes del ayuntamiento explicaron que se guardará «una reserva para imprevistos, y con el objeto de seguir apostando en la mejora de los servicios».

Además de los proyectos mencionados, se llevarán a cabo «diversas actuaciones fruto de demandas vecinales dirigidas a la accesibilidad y la calidad de vida con la ampliación de la red de baños públicos en el municipio, para lo que se dispondrá de 70.000 euros. Asimismo, se incorporarán otros 230.000 euros a la partida presupuestaria destinada a acometer obras de mantenimiento y mejora, además de otros proyectos de energías renovables», han concluido.