El cine adaptado regresará el domingo con el proyecto Bizitu

El auditorio de Niessen acogió la presentación. / ARIZMENDI
El auditorio de Niessen acogió la presentación. / ARIZMENDI

'Harpetarra' ha sido la película infantil elegida para esta sesión que contará con traducción a la lengua de signos

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Las asociaciones errenterianas Juneren Hegoak y Mindara presentaron ayer la cuarta sesión del proyecto Bizitu. Se trata de un proyecto de cine adaptado para toda la familia, que ofrecerá el próximo domingo 14 de abril a las 11.30h. en euskara la película 'Harpetarra' (Cavernícola) en el auditorio Niessen.

Onintze Agirre, impulsora del proyecto, Yolanda Martin de Juneren Hegoak, Erika Martinez, de Mindara Elkartea y Nagore Portugal del cineclub OzZinema estuvieron acompañadas por el concejal de Cultura, Ion Collar en la presentación de la iniciativa, que nació en 2017. Según explicaron, los objetivos de la propuesta son facilitar el disfrute de la experiencia del cine en igualdad de condiciones a los más pequeños con diversidad funcional, así como crear un ambiente de ocio y lúdico y favorecer el conocimiento y, de ahí, la inclusión en dicho espacio de ocio, ya que la sesión está abierta a todos los públicos.

«Queremos evidenciar las dificultades que presentan los espacios culturales, a nivel general, en lo referente al acceso a la oferta de ocio y oferta cultural para las familias de menores con necesidades especiales. Y en este sentido, las salas de cine no consiguen ser un punto de encuentro lúdico acorde a las diversas situaciones de estas personas», explicaron en el acto. De aquí surge este proyecto, para acercar la experiencia del cine a todos los públicos, respetando las diferencias y, sobre todo, dando respuesta a las necesidades especificas de algunos de los pequeños que forman parte de las asociaciones Juneren Hegoak y Mindara.

Por eso, además de ofrecer una película para todos los públicos, en la sesión se podrá, por ejemplo, comentar dicha película, se podrán tener las luces encendidas, se permitirá moverse de los asientos si fuera necesario, se preparará el espacio para la comodidad de los participantes etc. adaptando el cine a su realidad para que puedan compartir esta experiencia con otros niños y sus familias. Asimismo, para poder hacer realidad este proyecto, han contado «con la inestimable ayuda» de Ozzinema que «nos ha apoyado en la gestión de las películas. Hemos de señalar que la colaboración está siendo muy fructífera y que continuará en siguientes ocasiones».

Por último, las presentes quisieron «agradecer el apoyo» a este proyecto del Ayuntamiento de Errenteria y de Zineuskadi y también «a las familas de las asociaciones y al público en general que ha acogido muy bien este proyecto desde que surgió, llenando prácticamente el aforo de la sala Niessen en todas las sesiones».

En lengua de signos

La entrada a la proyección será gratuita y, al igual que en las últimas sesiones, se contará con la colaboración de la asociación Eskuaire, que acercará a los presentes a la realidad de las personas sordas y sordociegas a través de una traducción simultánea en lengua de signos. Las invitaciones se repartirán en la taquilla de Niessen a partir del día 11 de abril y como máximo se darán tres por persona.