El Centro del Traje inaugura una exposición de la Donostia de 1900

Verano donostiarra. Los trajes de la época se completan con fotografías y documentos de comienzos del siglo XX. /  FOTOS ARIZMENDI
Verano donostiarra. Los trajes de la época se completan con fotografías y documentos de comienzos del siglo XX. / FOTOS ARIZMENDI

Abrirá también sus puertas durante las próximas Madalenas, desde el día 21 al 25

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

Los responsables del Centro del Traje de Errenteria han señalado que «a principios del siglo XX Donostia se convirtió en destino de veraneo de la familia real española». En ese sentido, Iraultza Dantza Taldea ha querido recordar esa época con la exposición que han titulado 'Verano donostiarra (1900-1910)'».

La misma se inauguró ayer y en la planta baja de Kapitain Etxea ya se muestran dos escenas, un día de playa y un café del Boulevard donostiarra. En la escena de playa se han incluido personajes típicos de la época, como la iñude, el bañero, la bañista y distintas figuras de la alta burguesía donostiarra.

El fondo de la escena es una foto de la bahía donostiarra de principios de siglo de 3 x 4.50 metros. Imagen en la que se puede ver la caseta real. El pequeño habitáculo de madera se introducía en el mar deslizándose por dos raíles que estaban instalados en la playa. Un pequeño motor de vapor facilitaba el desplazamiento. Cuando la caseta llegaba al agua la familia real se bañaba en la piscina interior que se formaba, sin que nadie pudiera verles. La caseta estuvo funcionando hasta 1911, año en el que se construyó otra de piedra en la playa.

Además una pareja de burgueses observa la playa desde la barandilla de la Concha. Para esta exposición Jantziaren Zentroa ha contado con la ayuda del Ayuntamiento de Donostia, institución que ha prestado para la muestra dos tramos de la barandilla de la Concha. La escena la completan las normas para el baño de la época.

Segunda escena

En la escena de enfrente que completa la nueva exposición se ha representado una terraza de un café del Boulevard donostiarra en dos momentos distintos del día, por la tarde y la noche. De fondo hay otra fotografía en blanco y negro de 3 x 4.50 metros, que sumerge a los visitantes en el Boulevard.

Acompaña a la escena documentación del Café de la Marina de Donostia, establecimiento del que los diarios de Madrid decían: «¿Quién es el afortunado mortal que consigue sentarse junto a un velador del Café de la Marina en el mes de agosto?». La terraza de la Marina era el principal mirador de la ciudad y delante de ésta pasaba y se dejaba ver todo el mundo. Era el lugar en el que se tomaban las bebidas de moda, como el aperitivo 'Mazagrán', compuesto por café, hielo, ron, limón y azúcar. Junto a la terraza los visitantes pueden consultar la carta, así como lo precios de la Marina.

La exposición 'Veraneo donostiarra (1900-1910)' es gratuita y estará abierta hasta finales de agosto. Los sábados de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00h y los domingos y festivos de 12.00 a 14.00h.

Jantziaren Zentroa abrirá sus puertas también en Madalenas. El 21 de julio de 11.00 a 14:00h, 22 de julio de 12.00 a 14.00h y el 23, 24 y 25 de julio de 18.00 a 20.00h. Invita a un viaje a principios del siglo XX, para poder recordar y disfrutar de un día de playa y un atardecer de terraza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos