Los bateles aportan las primeras alegrías a Hibaika

Los bateles suelen ser los protagonistas en estas fechas. /  ARIZMENDI
Los bateles suelen ser los protagonistas en estas fechas. / ARIZMENDI

Con la temporada estival todavía lejos en el calendario, los botes más pequeños acaparan la atención en el club

M.P.

Con el comienzo del nuevo año natural, la temporada arraunlari ha comenzado a desperezarse poco a poco; y en estos primeros compases de la temporada, los botes más pequeños acaparan la atención, en concreto los bateles, que comienzan a dar alegrías al club de Ondartxo.

Con la intención de mitigar la dureza de la temporada de invierno, los bateles son una buena excusa para que los remeros se pongan objetivos más cortoplacistas, sobre todo cuando el verano se encuentra todavía muy lejos en el calendario.

En estos inicios, los botes sénior masculino y femenino están cuajando una muy buena actuación. En concreto, las féminas se encuentran en lo más alto de la tabla clasificatoria y en tan sólo tres jornadas puntuables, han abierto una brecha considerable de cuatro puntos con la segunda clasificada, San Juan. Las entrenadas por Amaya Gezala, están demostrando una regularidad envidiable y han conseguido ganar las tres regatas disputadas hasta ahora. La liga constará de doce jornadas puntuables si la climatología lo permite, ya que en plena campaña invernal o primaveral la suspensión de jornadas es una tónica habitual en aras de no arriesgar la integridad física de los deportistas. La temporada de bateles acabará a finales de abril con el final de liga y la disputa de los campeonatos vascos y estatales.

Por su parte, el sénior masculino se encuentra en una prometedora tercera posición que intentará defenderlo hasta el final de temporada.

En su liga, el club donostiarra Kaiarriba está marcando distancias, ya que ha ganado las tres regatas disputadas hasta el momento, mientras que Zarautz se ha situado en segundo lugar. Pelear por el podio es un bonito reto que afrontarán los remeros de Alex Orena, aunque por detrás se encuentran varios botes a escasa distancia.

En las categorías inferiores, destacar que los jóvenes se siguen fogueando y ocupan posiciones intermedias en sus respectivas tablas clasificatorias, con puntuales alegrías como la de las féminas juveniles, que en la última regata disputada en Orio consiguieron un gran tercer puesto.

Descenso de Sestao

A principios de febrero, se disputó el XI Descenso Memorial Julián Enrique organizado por Kaiku, donde las traineras masculina y femenina de Hibaika participaron. La gran protagonista fue la gélida temperatura que reinó durante todo el fin de semana, aunque no consiguió deslucir la fiesta del remo.

En unas fechas donde todavía es muy pronto para sacar conclusiones, las féminas quedaron cuartas, dejando por detrás a clubs muy potentes como Hondarribia o Deustu. La nota más importante fue la presencia de varias juveniles en la tripulación, que denotan que el trabajo de cantera sigue dando sus frutos en el club de Ondartxo y que abren las puertas a otra esperanzadora temporada.

Por su parte el sénior masculino, salió a buscar sensaciones y a hacer bloque, en un evento que tuvo más de fiesta que de competición deportiva.