El Ayuntamiento considera «desafortunadas» las declaraciones del sindicato de la Policía Local

El consistorio ha emitido un comunicado en el que lamenta el «uso de una agresión a un vecino para sacar a colación una reivindicación sindical»

M.P. ERRENTERIA.

El Ayuntamiento de Errenteria ha emitido un comunicado respondiendo a las declaraciones de la sección sindical de CCOO de la Guardia Municipal vertidas ayer en este periódico.

En dicho documento el Ayuntamiento considera «especialmente desafortunado» que se haya hecho uso y se haya «aprovechado una agresión a un vecino como la acontecida hace escasamente una semana para hacer una reivindicación de carácter meramente sindical».

Asimismo, desde el consistorio han querido contestar a cada uno de los cuestionamientos realizados por la sección sindical que califican de «no tener base alguna» y cuyo objetivo «es especular».

En el comunicado se recuerda que tras las elecciones de 2011 el Ayuntamiento apostó por «cambiar y mejorar» el modelo de actuación de la policía municipal. El modelo de policía existente hasta ese momento era «el de agentes metidos en un coche esperando a que se les reclamara para una intervención ante una queja mayoritaria de los vecinos de la ausencia de guardias municipales en la calle», por lo que se realizó un estudio y se puso en marcha la figura de la policía de barrio.

El objetivo, según indican, fue «potenciar la prevención». A su vez, han mencionado la diferencia de concepto entre CCOO y Ayuntamiento, en la que «mientras los primeros solo quieren actuar cuando se les solicita, el Ayuntamiento pretende actuar para evitar el delito. El agente de barrio no tiene que actuar de manera reactiva, sino proactiva, tiene que relacionarse e informar, y siempre habrá una patrulla o dos con los efectivos necesarios para actuar en caso de que sea necesario».

También ha querido recordar que en el municipio hay un Consejo de Seguridad Ciudadana formado por la Ertzaintza, la Policía Local, diferentes departamentos del Ayuntamiento, y diferentes agentes que trabajan en el ámbito social. A su vez, también explican que «se realizó un diagnóstico con la UPV, y se redacta un plan de acción -que sí existe- para la seguridad, que hemos empezado a implementar». Ese plan ha llevado y está llevando a una serie de actuaciones, «como el incremento de la presencia policial, el incremento de la iluminación de la calle en los puntos más peligrosos, una coordinación más estrecha con la Ertzaintza, además de otra serie de acciones».

Además, han indicado que este planteamiento ha sido recientemente explicado a los vecinos de Juan de Olazabal y a la AAVV y a otros agentes de Iztieta. «La seguridad es uno de los grandes retos que tiene esta sociedad, y también este Ayuntamiento», han concluido.

Contrataciones por la OTA

A su vez, el Ayuntamiento ha querido expresar que se ha incrementado aún más el número de efectivos de la guardia municipal, «de dos suboficiales hemos pasado a cuatro, y en este momento, y a raíz de la publificación de la OTA, se están formando 18 agentes -11 plazas nuevas- en la academia de Arkaute que comenzarán en Errenteria este verano». Asimismo, en relación a la acusación que se hace de que con el control de la OTA disminuyen las horas de vigilancia en la seguridad, han indicado que «se han contratado 11 nuevos agentes como consecuencia de la publificación del servicio de OTA, y que de acuerdo con los informes técnicos ese servicio solo requiere de 3,5 efectivos».