El arte oculto entre libros

El arte oculto entre libros

Las paredes de la librería Noski! se han vestido con obras del pintor donostiarra Diego Matxinbarrena durante todo el verano

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Hay rincones escondidos en este mundo en los que el arte llama al arte. Uno de ellos se puede encontrar en la librería Noski! de Errenteria. No sólo en sus estanterías, donde el arte reside en forma de libros, sino también en sus paredes, en las que hasta finales de este mes, descansa la obra del pintor donostiarra Diego Matxinbarrena.

Matxinbarrena, reconocido autor cuyas exposiciones ya se han podido ver en centros como el Arteleku, o el Koldo Mitxelena, acudió a comentar su obra al lugar que la ha cogido durante la época estival. El pintor reconoció que esta obra surge de «la necesidad de parar el ritmo y dibujar conceptos sin plantearme dónde los iba a exponer». Se trata de una serie de cuadros pintados en acrílico con agua y encima, óleo. Las formas, en su mayoría redondas, evocan al mundo de la embarcación, no en vano son materiales sobrantes de barcos, «tapas de mesa de embarcaciones, timones, trozos de cubierta etc. que he ido recogiendo y cuyas formas han sido adaptadas por la naturaleza» explicaba el pintor.

Sus obras han sido realizadas en la tranquilidad de su estudio situado en Donostia, donde la reflexión le hizo llegar a ellas. La influencia del mar es tan destacada, que se puede obsevar en cada trazo. Él mismo explica cómo «en ese descanso surgían brújulas, ojos de buey y elementos de pesca». Los colores también huelen a mar, ya que se trata de cuadros que cuentan con unos colores brillantes, azules verdosos y turquesas o verdes color botella, tan característicos de los barcos pesqueros de la zona.

Otra de las curiosidades de la serie de piezas disponibles para ver en la librería, es la presencia de unos rectángulos en muchas de ellas. Para Matxinbarrena, la explicación es muy sencilla: «En muchas de las obras he dibujado una puerta blanca, algo que para mí simboliza la entrada y salida del cuadro, el escape del mismo que permite la vuelta a la realidad».

Para conocer el por qué de exponer una obra tan intensa en la librería, hay que salir de las fronteras del municipio errenteriarra, y adentrarse en la capital guipuzcoana, donde las tertulias errantes -en las que autores y artistas donostiarras se reúnen cada miércoles por la tarde- hicieron concidir a Diego Matxinbarena y a Juan Manuel Uría, uno de los regentes de Noski!. Uría, ve en la obra de Diego «algo muy diferente, se trata de un soporte distinto al lienzo habitual y es un trabajo que fascina por su capacidad de transmitir una realidad inasible y que se nos escapa».

Aforismos cotidianos

La otra pata de Noski!, Sihara Nuño, aprovechó también la ocasión para hablar de su recién publicado libro de aforismos, surgidos en la cotidianidad de su vida, pero que no dejarán indiferente al lector que se aventure entre sus páginas. La autora explica que «inicialmente no pretendía escribir un libro de aforismos, sino de pensamientos en los que lo más importante es la perosna que los lee». El libro se divide en tres apartados titulados 'Alevosía', 'Clemencia' y 'Enormidad' en los que el lector tendrá la oportunidad de otorgar una interpretación propia y única a las decenas de reflexiones de la autora. Un libro, que «contrasta con la pintura de Diego, en que no importa la forma poética utilizada, sino el pensamiento más abstracto», concluye Sihara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos