Los más de 50 años de historia de Pontika, recogidos en un libro

La comisión del aniversario en la presentación. / ARIZMENDI
La comisión del aniversario en la presentación. / ARIZMENDI

La comisión del aniversario del barrio presentó también una extensa programación con motivo de las bodas de oro

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

El barrio de Pontika celebrará durante las próximas semanas su 50 aniversario. Por ello, desde la comisión creada para la ocasión han elaborado un programa con diferentes iniciativas que tendrán lugar durante las próximas semanas, entre las que destacan el campeonato de mus ya iniciado, o la publicación de un libro que recorrerá sus más de 50 años de historia bajo el título 'Pontika. El pasado y los últimos 50 años'. Tanto el programa como el citado libro fueron presentados por los diferentes miembros de la comisión, así como el autor del mismo, Luis Elberdin, que estuvieron acompañados por el concejal de urbanismo Bernar Lemos en representación del Ayuntamiento.

El primero en tomar la palabra fue Iñaki Zapirain para recordar que «50 años no se cumplen todos los días», de ahí la elaboración de este «amplio y rico» programa festivo. Conferencias, danza, música, talleres, actividades y campeonatos deportivos son algunas de las iniciativas que tendrán lugar desde esta semana hasta el próximo 9 de junio «Todas las actividades han sido organizadas por asociaciones del municipio y están dirigidas a vecinos del barrio y de todo el pueblo», concluyó Zapirain. Solamente en mayo, se celebrarán dos charlas en la sede de la asociación de vecinos, una acerca de la historia de las mujeres del barrio (día 16) y otra del investigador Iago Irixoa (día 22), y un concierto de Landarbasoko Kontari el viernes día 31 a las 12.00 horas.

Pero sin duda, una de las iniciativas a la que más esfuerzo han dedicado desde la comisión es a la publicación del libro de Luis Elberdin 'Pontika. El pasado y los últimos 50 años', que será presentado a vecinos y asociaciones el próximo 15 de mayo a las 19:00 horas. A partir de esa fecha, podrá adquirirse en diferentes librerías y comercios del municipio.

Cuatro épocas distintas

Elberdin explicó que el libro, que cuenta con más de 500 páginas y 1.200 fotografías, ilustraciones y gráficos, resume cuatro diferentes etapas de la historia del barrio. «No es precisamente una novela pero es un libro ligero en el que se recoge mucha información», explicó el autor. De hecho, aunque el libro basa gran parte de su información en los últimos 50 años, también se recoge un documento encontrado en el archivo del municipio y que consta del año 1457, siendo la primera vez que se menciona el nombre del barrio. Según Elberdin, este documento, «recoge el conflicto existente entre Errenteria y Donostia, en el que esta última ciudad reclamaba, además de la zona de Pontika, el puerto, debido a su interés en los impuestos que se recogían por la llegada y salida de envíos en sus muelles». A partir de ahí, la obra se desarrolla entre diferentes investigaciones, como el origen de su nombre, que puede tener origen gascón, al igual que Alaberga o Molinao, según afirmó Elberdin, basándose en un artículo del investigador Iago Irixoa. La primera etapa del libro recoge la época agricultora del barrio y los entresijos de aquellos años.

La segunda parte está ambientanda en el siglo XIX, coincidiendo con la llegada de la industria a la llamada 'pequeña Manchester', que copó el barrio hasta la llegada de la construcción de viviendas en el siglo XX. «La mitad del barrio se dedicó a la creación de industrias y la otra mitad a viviendas. En este aspecto, la convivencia entre ellas fue complicada al principio», rememoró Elberdin.

La tercera etapa se constituye en un periodo de tiempo posterior a 1950 así como la urbanización del barrio que se extiende casi hasta hoy en día. En su libro, Elberdin destacó «los servicios logrados por los vecinos, como la urbanización o la creación del frontón y sus alrededores», a la vez que lamentó que «el parque que llevan pidiendo desde 1983 no se ha podido realizar, a pesar de que el Ayuntamiento publicara un concurso para su licitación en 1997, algo que se refrendó en el año 2000 con la selección de un proyecto».

Es aquí donde comenzaría la cuarta etapa del libro, en la que se hace mención a los objetivos que se marcan urbanísticamente desde el barrio de cara al futuro. El primero de ellos sería realizar el citado parque; el segundo, destapar el arroyo que se soterró hace años y que, según Elberdin, «forma la columna vertebral natural del barrio»; y por último, definir «la frontera natural de Pontika, que incluye el terreno número 12, según datos del Ayuntamiento en 1999».

Por último, Elberdin, a través de su obra, ha querido hacer hincapié en la importancia que ha tenido la mujer en la formación del barrio, con un rol de «ayuda a la socialización de otras mujeres» a través de actividades como «el deporte, el punto o el bolillo, algo que conseguía sacar a las mujeres de casa y que se juntaran y asociaran».