Aguas revueltas para Hibaika

La trainera de Hibaika en aguas de la bahía de Pasaia el pasado domingo. /  ARIZMENDI
La trainera de Hibaika en aguas de la bahía de Pasaia el pasado domingo. / ARIZMENDI

Los entrenados por Alex Orena serán, salvo carambola, equipo de ARC-2, y las chicas, a pesar de haber quedado segundas, no ascenderán

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Hibaika no ha tenido su mejor fin de semana. A lo que a resultados meramente deportivos se refiere, se puede decir que las temporadas regulares de los botes masculino y femenino se han saldado con un balance francamente negativo.

El pasado domingo el bote masculino entrenado, por Alex Orena, cerraba el play-off de descenso en tercera posición en aguas pasaitarras, lo que le puede condenar a la ARC-2. En la regata de la víspera celebrada en aguas cántabras, los errenteriarras cuajaron una notable actuación, obteniendo el segundo puesto a menos de tres segundos de la triunfadora Santoña, y sobre todo, aventajando en casi cinco segundos a su gran rival, Camargo. Pero en aguas pasaitarras las cosas se torcieron en el último largo de la regata, y eso hizo que Camargo aventajara en algo más de cinco segundos a Hibaika, con lo que empatados a puntos pero sumando los tiempos de los dos días, Camargo obtenía por tan sólo 86 centésimas un mejor tiempo que los errenteriarras, condenando así al bote negro a esperar a una carambola que les salve de la quema.

Orena manifestó «estar triste y frustado por cómo hemos acabado la regata. Un último largo pésimo y una falta de concentración de dos o tres minutos han dado al traste con todo el esfuerzo de toda una temporada». Pese a ello, reconocía estar «orgulloso de mi plantilla, por cómo ha trabajado durante toda la temporada y la disposición que ha mostrado para entrenar y pelear».

A pesar de todo, el técnico mostraba un «optimismo moderado» sobre las probabilidades de la carambola de que los dos equipos de la ARC-1 o San Juan ocupen los dos primeros puestos del play-off, que va a ser disputado por cinco equipos, cosa que dejaría a Hibaika en la ARC-1, sin que se consumara su descenso. Este play-off lo disputarán dos embarcaciones gallegas aún por confirmar, San Juan-Sumelec, Astillero e Isuntza.

Orena apuntaba que «personalmente no me resultaría raro que Astillero e Isuntza copasen las dos primeras plazas, e incluso San Juan, que de nuevo estará con la moral alta y se trata de un rival a tener muy en cuenta». Las dos tripulaciones gallegas ahora mismo son una incógnita en cuanto a nombres y a referencias. Lo cierto es que por ahora, las únicas certezas conocidas son que Santoña ya es equipo de ARC-1 y que San Juan-Sumelec B ha descendido a la ARC-2. Todo lo demás son especulaciones.

Pasado este mal trago y todavía con una incertidumbre que durará al menos hasta mediados de septiembre -que es cuando se disputará el play-off-, los errenteriarras acabarán la temporada con la clasificatoria de La Concha, con el único afán de disfrutar y recuperar sensaciones.

Varapalo en los despachos

A las chicas de Hibaika-Jamones Ancín tampoco les está acompañando la suerte en este final de temporada. Con casi tres meses de competición disputados y cuando casi todo el mundo daba por hecho que las dos primeras embarcaciones de la recién creada liga ETE aspiraban al ascenso a la liga Euskotren, tuvo lugar un comunicado de la ACT -que gestiona dicha liga- en el que se puntualizaba que «solo la embarcación ganadora de la liga ETE se hará con la plaza para el play-off de ascenso». Un varapalo en toda regla para Hibaika, que ha acabado ocupando la segunda posición en la liga regular y ya se veía peleando por un ascenso, que a estas alturas, parece ya imposible.

Por lo tanto, una serie de malentendidos entre la liga ETE y la ACT han desembocado en un esperpéntico final de temporada, con reuniones de última hora y cruces de acusaciones entre varias entidades, donde la mayor perjudicada ha sido la 'Maddalen', que ha protagonizado un increíble agosto volteando la clasificación y relegando a Deusto al tercer puesto, sacándoles además cierta holgura.

Erika González, campeona

El pasado fin de semana Hibaika obtenía un segundo puesto en Colindres a tan sólo unas centésimas de la Donostiarra, que se llevaba la bandera y rubricaba un merecidísimo primer puesto en la liga ETE, siendo la embarcación más regular de la liga y que, por lo tanto, opta a ascender a la liga Euskotren. A pesar del sabor agridulce que ha dejado el campeonato en el municipio, la victoria de la Donostiarra tiene un matíz errenteriarra, ya que en el bote de las ganadoras, la vecina del pueblo Erika González ha estado ejerciendo las labores de timonel de la trainera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos