La asociación Duintasuna fue homenajeada por su «gran fortaleza»

Diferentes representantes de Duintasuna junto a la alcaldesa y concejales, ayer, en el Centro Cultural Niessen. / FOTOS ARIZMENDI
Diferentes representantes de Duintasuna junto a la alcaldesa y concejales, ayer, en el Centro Cultural Niessen. / FOTOS ARIZMENDI

En el acto también se hizo mención al ganador del concurso de carteles de Madalenas, el zaragozano Samuel Akinfenwa

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

El movimiento de jubilados y pensionistas Duintasuna recibió ayer en el auditorio del Centro Cultural Niessen la distinción honorífica que les acredita como homenajeados en las Madalenas de este año. Dicha distinción les fue otorgada de manos de la alcaldesa, Aizpea Otaegi, que obsequió a dos representantes del movimiento con un ramo de flores y una figura réplica de la escultura 'Xenpelarren fruituak'.

El íntimo acto comenzó pasadas las 18.30 horas con un baile protagonizado por los dantzaris de Ereintza Dantza Taldea. Posteriormente, se hizo mención al ganador del concurso de carteles de Madalenas, Samuel Akinfenwa Onwusa, que no pudo acudir al evento por motivos personales, pero que sí grabó un vídeo en el que agradecía a los presentes por el premio. «Ha sido un honor para mí producir la imagen de estas fiestas», apuntaba el ilustrador, residente en Zaragoza.

Tras ello, dos representantes de Duintasuna, Alex Oyarzabal y Karmele Santos, tomaron el escenario acompañados de los portavoces de los diferentes partidos políticos del municipio y de la alcaldesa, Aizpea Otaegi. Precisamente fue Otaegi la encargada de dedicar unas palabras a todos y cada uno de los miembros de la asociación. «Creo que quienes somos hijas de quienes estáis aquí compartimos la idea de que no es justo que tengáis que seguir en la pelea, pero dejadme deciros que veros en la calle tiene una gran fortaleza», señaló la alcaldesa antes de concluir que «no hay derechos sin lucha y que lo logrado no está garantizado».

Agradecimientos varios

Tras brindarles el agurra que bailaron en su honor los dantzaris de Ereintza, Oyarzabal y Santos leyeron a los presentes unas palabras de parte de todo el colectivo en el que dieron las gracias «a todas las personas que han estado a nuestro lado por unas reivindicaciones dignas como unas pensiones mínimas de 1.080 euros». Asimismo, recordaron algunas de las demandas que han realizado y que seguirán realizando cada lunes como «asegurar por ley nuestro poder adquisitivo en base al IPC» o «la igualdad salarial entre hombres y mujeres», entre otras.

Por último, los miembros de Duintasuna agradecieron a «los hogares de jubilados, asociaciones de vecinos, grupos culturales y deportivos y sociedades por los apoyos dados que han hecho posible que nuestro grupo sea homenajeado en representación de todos los jubilados de Errenteria».

Para terminar el acto, los dantzaris de Ereintza deleitaron a los presentes con dos piezas más y después se procedió a sacar la foto de familia con los homenajeados y representantes del Consistorio.