El sol acompañó a Olentzero

El sol acompañó a Olentzero

El primer regalo que hizo Olentzero a los lezoarras fue un día de lo más soleado en el municipio. Mientras el carbonero paseaba por las calles del municipio junto a Mari Domingi, una multitudinaria kalejira cantaba 'Hator-hator' sin descanso. Tras ello, los lezoarras mostraron su cariño a los míticos protagonistas del día en Gurutze Santuaren plaza, donde les ofrecieron una serie de 'euskal dantzak', villancicos y como no, muchas peticiones de regalos.