Pasaia acometerá más de una docena de obras con ayuda foral

En rueda de prensa. Nahikari Otermin e Izaskun Gómez ayer, en el Ayuntamiento. /
En rueda de prensa. Nahikari Otermin e Izaskun Gómez ayer, en el Ayuntamiento.

La pavimentación de Borda Enea, la instalación de un ascensor en la Azoka de Trintxerpe y la rotonda de Andonaegi son algunas de las actuaciones previstas

ELENA VIÑAS

La alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez, dio a conocer ayer las diferentes actuaciones que se acometerán en el municipio gracias a la subvención que, por importe de 859.097,76 euros, el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha concedido de manera directa al Ayuntamiento. Los proyectos, que arrancarán antes de final de año, ascienden a un total de trece, a los que se sumará uno más, dotado de otra partida de 33.880 euros, destinado a habilitar en las marquesinas de autobuses las pantallas que informan del tiempo de llegada de cada línea.

Cinco de esas obras se encuentran en marcha e incluso, en algunos casos, ya finalizadas con financiación municipal, dado que «nos daban también la posibilidad de facilitar actuaciones que ya estuvieran ejecutadas en el año 2015». Así lo manifestó la regidora, quien compareció en rueda de prensa acompañada de la primer teniente alcalde, Nahikari Otermin.

Gómez se refería a la cubierta del edificio J.J. Otaegi, el gazteleku de Trintxerpe, la pavimentación del parking de Luzuriaga, el cierre de seguridad de los juegos en el parque infantil de Luzuriaga y la mejora de la accesibilidad del mercado de Trintxerpe a través de la instalación de un ascensor.

Entre las nuevas actuaciones, se encuentra el asfaltado calle San Roque de Donibane, que tendrá un coste de 50.000 euros. El ente foral subvencionará 42.000 euros. El Consistorio cuenta desde hace años con un proyecto global de ejecución para dicho espacio que no ha podido llevarse a cabo por «falta de disponibilidad presupuestaria», por lo que se divide en fases. En esta ocasión, se abordará la que comprende San Roque hasta el enlace con Juan XXIII. «Concretamente, se trata del vial por que el discurre el autobús de Lurraldebus y el del Lizeo», apuntó Gómez.

La consolidación de laderas en diferentes puntos de la localidad, tras los daños derivados de las lluvias del pasado verano, es otro de los trabajos contemplados. De los 27.114 euros que precisarán, la Diputación subvencionará 22.775 euros.

Suministro de agua

Mayor inversión supondrá la reposición de tuberías que recogen las aguas de Jaizkibel y proporcionan el suministro tanto al distrito de Donibane como al de Antxo, dando cobertura a unos 8.000 habitantes. De los 145.200 euros que se precisan, se subvencionarán 109.000 euros con dinero procedente de las arcas forales.

Izaskun Gómez recordó que el Ayuntamiento tiene unas captaciones de agua propias en el monte Jaizkibel, lo que hace al municipio ahorrar agua, no teniéndola de consumir del Añarbe. «Esta tubería que se va a acondicionar data de 1945, por lo que tiene muchas deficiencias y fugas. Se ha decidido reponerla, porque, una vez que esté nueva, vamos a ahorrar aún más en agua», señaló la primera edil.

La urbanización de la calle Urrestarazu, en la frontera entre Trintxerpe y San Pedro, es otro de los proyectos elegidos. Su coste asciende a 130.680 euros, de los que 100.000 serán subvencionados por la Diputación.

Según explicó la alcaldesa, «es una zona en la que nunca se ha actuado porque la obra se vinculaba siempre a otra actuación, la de Izarra, que supone construir un aparcamiento de 200 plazas y 40 apartamentos dotacionales. Visto que lo de Izarra en estos momentos de crisis es un poco complejo, hemos decidido actuar en Urrestarazu».

Con 50.000 de los 60.500 euros presupuestados, el departamento foral de Movilidad sufragará la rotonda de Andonaegi. «Para dotar a este lugar, en el que nunca se había actuado, de una mayor seguridad peatonal, era necesario reorganizar los tráficos de toda la zona», manifestó Gómez.

Esta actuación va unida a la de la pavimentación de la calle Borda Enea, situada en sus inmediaciones, donde también existe un proyecto por fases. En breve se ejecutará una de ellas, que supondrá una inversión de 54.450 euros. De ellos, 45.738 euros procederán de la partida contemplada por la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Los equipamientos deportivos también están presentes en la lista de obras que se planean iniciar antes de que 2015 se despida, con la aportación económica del departamento que preside la diputada Marisol Garmendia. Además del acondicionamiento de las pistas de Araneder, se equipará la cantina del nuevo frontón Ibaiondo de Antxo. «En este momento, el bar está construido, pero sin habilitar con máquinas y demás. Se acometerá alguna obra puntual y se comprará el mobiliario de terraza», declaró Izaskun Gómez, quien añadió que el importe de la inversión asciende, en este caso, a 108.900 euros, de los que la Diputación subvencionará 91.476 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos