Prótesis impresas en 3D para países necesitados

Los asistentes al acto de ayer escuchan las explicaciones de uno de los técnicos que han participado en el proyecto. /
Los asistentes al acto de ayer escuchan las explicaciones de uno de los técnicos que han participado en el proyecto.

34 makers voluntarios produjeron ayer en Don Bosco decenas de prótesis para destinarlas a mutilados por minas antipersona

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

Bajo la organización conjunta del IEFPS Don Bosco, el programa Gaze dependiente de la Diputación para potenciar la innovación entre los jóvenes guipuzcoanos y la Cruz Roja de Errenteria se celebró ayer en el gimnasio de Don Bosco un party solidario, en el que 34 voluntarios fabricaron durante toda la mañana con impresoras 3D, unas manos articulables realizadas en filamento, que se quieren destinar a personas mutiladas que han sido víctimas de minas antipersona, en países que atraviesan conflictos especialmente en el Tercer Mundo.

Leire Cano de Gaze destacó que han participado makers provenientes de numerosos lugares, que se han unido a esta cita altruista elaborando unas prótesis siguiendo las directrices del programa robothand. Su principal ventaja es el bajo coste de las mismas, lo que permite que se pueda llegar a países que no tienen potencial económico para adquirirlas.

La elaboración y ensamblaje de las prótesis celebrada durante la mañana se completó por la tarde con la celebración de dos conferencias, en las cuales Víctor Barahona de Permacultura Aralar disertó sobre el hardware libre y el movimiento maker, mientras que José Luis Doménech, jefe de la Unidad de Enseñanza y difusión del Centro de Derecho Internacional Humanitario de la Cruz Roja habló de las minas antipersona y sus consecuencias.