Versatilidad para carretera y fuera de ella

Versatilidad para carretera y fuera de ella

DV

El diseño del Alltrack es fácilmente reconocible porque sigue la tradición y las líneas maestras de la marca. La octava generación introduce unos rasgos más dinámicos, con su parrilla alargada con lamas cromadas horizontales, que integra el logotipo, la inscripción 'Alltrack' y que queda flanqueada por unos faros LED de nuevo diseño. Aparece un paragolpes específico con una protección de aspecto metálico en la parte inferior. Estéticamente es fácil de diferenciar del Variant gracias a las protecciones plásticas de los bajos o a su mayor altura libre al suelo. En el interior, cuenta con un equipamiento bastante completo y una sensación de calidad a la altura de algunos premium.

El comportamiento con el motor diésel 2.0 TDI de 190 CV, el cambio DSG y la tracción 4MOTION es intachable. Tiene una puesta a punto que busca la comodidad, pero gracias a los diferentes modos de conducción se adapta a cualquier necesidad. Y cómo no, también salir fuera del asfalto (siempre con moderación) que es una de las finalidades principales de esta versión. Ofrece 400 Nm de par y ofrece un punto intermedio entre prestaciones y buenos consumos. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, tiene una velocidad máxima de 228 km/h, su consumo homologado se queda en 5,2 l/100km y sus emisiones de CO2 son de 137 g/km.También se comporta muy bien por cualquier camino fuera de carretera. Desde 46.035€.