Unión de campeones

Arriba, zona de pintura de carrocería de la planta de Landaben. Líneas muy actuales en el nuevo Volkswagen T-Cross./
Arriba, zona de pintura de carrocería de la planta de Landaben. Líneas muy actuales en el nuevo Volkswagen T-Cross.

La fábrica Volkswagen Navarra (Landaben) y el T-Cross forman un tándem excelente para que el producto final sea muy bueno en todos los aspectos

JUAN IGNACIO VIEDMA

Desde 1984 dedicándose a fabricar el Polo para todo el mundo, la fábrica de Landaben de Volkswagen Navarra acaba de marcar un hito al fabricarse, por primera vez, dos modelos, el Polo y el T-Cross. El pasado 25 de abril salió de la cadena de montaje el Polo 8 millones, con destino para Alemania.

En los más de 50 años de historia de la planta, la fabricación de estos dos modelos de indudable importancia estratégica para VW, supone un gran espaldarazo ya que afianza el futuro de la fábrica y la generación de empleo y riqueza en esta región. Se han invertido 1.000 millones de euros en la fábrica, garantizando además el futuro de los casi 5.000 empleos directos de Volkswagen Navarra, concretamente 4.877 a finales de abril. Algunas curiosidades son que el 91% de la producción -este año quieren fabricar 320.277 automóviles, de los que 177.827 serán Polo-, se exportan. Más: se tarda en fabricar un Polo o un T-Cross entre 18 y 20 horas; el T-Cross está compuesto por 6.300 piezas que llegan de 500 proveedores, y salen de la planta de 80 a 100 camiones diarios y 3 o 4 trenes.

Vw T-Cross

Con este modelo, Volkswagen completa su ofensiva SUV. Entre las claves que le definen están: su diseño -líneas emocionales y proporciones compactas que se combinan con un interior extremadamente versátil y funcional-, su versatilidad y su equipamiento con la última tecnología en todos los aspectos, con sistemas de asistencia e infoentretenimiento que proporcionan altos niveles de seguridad y conectividad.

Versátil y práctico, completa la extensa gama SUV de Volkswagen formada por T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y el nuevo Touareg. Se trata de un modelo flexible, independiente y con un diseño atractivo, que cumple todas las expectativas gracias a su utilidad polifacética, su marcada seguridad y la conectividad inteligente.

Con medidas muy compactas, ofrece un imponente frontal, los grandes pasos de rueda y una parte trasera especialmente amplia y dinámica, recorrida transversalmente por una banda reflectora enmarcada en un embellecedor negro que acentúa su presencia y vitalidad. Por dentro, se beneficia de un concepto especialmente innovador y flexible, siendo muy espacioso y versátil. Su banqueta trasera desplazable, permite que el maletero ofrezca entre 385 y 455 litros.

Lógicamente, cuenta con numerosas opciones de personalización, paquetes de diseño, diferentes tableros del salpicadero y hasta 12 colores de carrocería.

Asistentes a la conducción

Además de las excelentes características de resistencia a choques, gracias a una resistente estructura, y una protección de los ocupantes ejemplar, gracias a elementos internos de seguridad y numerosos airbags, presenta una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor que desde el principio reducen el riesgo de colisión y aumentan el confort en la conducción. Entre ellos se encuentran, de serie, el sistema de vigilancia Front Assist, incluidos el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en ciudad City Emergency Brake; el asistente de arranque en pendiente Hill Start Assist; el sistema de aviso de salida del carril Lane Assist; la protección proactiva de los ocupantes que, en una potencial situación de accidente, cierra las ventanillas, tensa los cinturones y genera presión de frenado adicional; así como los asistentes de ángulo muerto y de salida del aparcamiento. También de serie incorpora el detector de fatiga. El control de crucero adaptativo ACC viene de serie a partir del Advance, y el acabado Sport ofrece de serie el Volkswagen Digital Cockpit y la cámara trasera rear view.

La aplicación Volkswagen Connect facilita la vida con el T-Cross a modo de asistente personal para el vehículo. Conecta al conductor y al automóvil, y proporciona información sobre el estado del vehículo, las rutas y el modo de conducción cuando se requiere. Para ello solo se requieren tres cosas: un smartphone, la aplicación Volkswagen Connect y el T-Cross con su Volkswagen Connect DataPlug de serie.

Cuatro eficientes motores

Se puede elegir entre dos motores gasolina y uno diésel. Los motores gasolina son los eficientes 1.0 TSI de 95 CV (cambio manual de 5 velocidades) y el de 115 CV (cambio manual de 6 velocidades o de doble embrague DSG de 7 velocidades). En cuanto a la opción diésel está el conocido 1.6 TDI de 95 CV. Más adelante el 1.5 TSI de 150 CV. Todos ellos ofrecen unos consumos más que ajustados y unas emisiones con valores muy bajos gracias a su tecnología.