TODO A PUNTO PARA EL FRÍO

Sabemos lo que significa el invierno para todos, frío, mucha lluvia, nieblas o nieves. El automóvil debe estar preparado para soportar estas condiciones

TODO A PUNTO PARA EL FRÍO

El frío va a llegar inexorablemente y no está de más preparar el vehículo a las particulares condiciones de esta época, que son diferentes a las de otras. La visita propia al taller nunca viene bien a nadie, pero hay dos fechas en las que hay que hacerlas: el desplazamiento de, normalmente medio-largo recorrido, las vacaciones de verano, y días antes de que el invierno se muestre con toda su voracidad en cuento al frío, nieves y lluvias. Es un desembolso que puede merecer la pena para evitar las posibles averías que pueden surgir.

Estas 8 actuaciones merecen la pena, de verdad.

  • 1

La batería.

Es uno de los elementos más sensibles a los cambios de temperaturas y que más sufren en invierno. Si ya tiene cierto tiempo, quizás convenga cambiarla ya que con el frío su desgaste y capacidad de recuperación se aceleran.

  • 2

Sistema de calefacción.

Su correcto funcionamiento es fundamental para circular con calor y más cómodos, además de servir para desempañar los cristales o eliminar rápidamente el hielo sobre el parabrisas.

  • 3

Motor.

Cuando la temperatura baja y el coche 'duerme' en plena calle, hay que esperar unos minutos una vez arrancado el vehículo. Así, los distintos fluidos -aceite, líquido de dirección, frenos...- pueden alcanzar una temperatura suficiente para operar con seguridad. El peligro de no hacer esto puede estar en que se estropeen piezas móviles del motor.

  • 4

Líquidos.

El tiempo y el uso son malos para el líquido refrigerante ya que pierde propiedades. Su sustitución puede ser vital para asegurar la correcta refrigeración del motor. El problema puede venir del recalentamiento del motor y la posible rotura de la culata. También merecen atención el estado del aceite, del líquido de dirección y de frenos.

  • 5

Neumáticos.

Las precipitaciones son mucho más usuales en esta época del año, por lo que el buen estado de los neumáticos es vital para garantizar el agarre sobre el asfalto. El dibujo tiene que tener un mínimo de 1,6 mm de profundidad. También hay que vigilar que el neumático no tenga grietas o abolladuras, y que su desgaste sea regular. Por supuesto, hay que revisar la presión asiduamente.

  • 6

Frenos y amortiguación.

Las bajas temperaturas, las lluvias o la nieve, también el hielo, alargan la distancia de frenado con lo que habrá que tenerlos en cuenta. También una buena amortiguación tiene que ver en este tipo de situaciones.

  • 7

Limpiaparabrisas.

Este elemento es fundamental siempre, pero indispensable en invierno ya que su estado marca la diferencia entre ver adecuadamente y no hacerlo. Cambiarlos no supone un gran desembolso.

  • 8

Luces.

Hay que observar que todas ellas funcionan adecuadamente y que alumbran lo que deben. Cada vez es más complicado que uno mismo pueda realizar la labor de cambiar las bombillas, pero siempre tienen que estar en perfecto estado.

 

Fotos

Vídeos