BMW Z4, con la misma pasión de siempre

BMW Z4, con la misma pasión de siempre

Nuevo BMW Z4, una interpretación actualizada del concepto del «roadster» clásico

MANU CORTÉS

BMW tiene una larga historia de coches «roadsters» (biplazas descapotables), que han destacado como iconos del puro placer de conducción. Ahora, otro está a punto de unirse a este salón de la fama de la firma bávara en forma del nuevo BMW Z4, un biplaza prémium descapotable con capota clásica de lona, con un interior centrado en el conductor. Este biplaza ha sido diseñado para lograr una máxima agilidad y un alto dinamismo, además de ofrecer un tacto de dirección supremamente preciso con una respuesta instantánea.

El Z4 combina su rapidez sobre el asfalto con una gran cantidad de elementos avanzados de equipamiento de primera clase, en frentes como la asistencia al conductor, operatividad y conectividad. El nuevo Z4 puede montar tres diferentes motorizaciones, incluyendo una variante M Performance. El más potente de la gama, con la denominación M40i está propulsado por el nuevo motor de seis cilindros en línea de 340 CV. El Z4 sDrive30i, ofrece motores de cuatro cilindros con dos variantes de potencia: 197 y 258 CV.

Comparado con su predecesor, el nuevo Z4 ha crecido 85 milímetros de longitud, hasta los 4,32 metros de largo, es 74 milímetros más ancho (ahora 1.864 mm) y 13 milímetros más alto (1.304 mm). Se ha reducido la distancia entre ejes en 26 milímetros (ahora, 2,470 metros) y se han aumentado las vías notablemente para aumentar la agilidad.

La estructura de la carrocería y los soportes del chasis tienen una rigidez más alta, mientras que el nuevo diseño de los ejes delantero y trasero le da al coche un toque deportivo, al mismo tiempo que garantiza altos niveles de confort. La posición centrada de los asientos, el bajo centro de gravedad, el peso minimizado y con una distribución 50:50, son otros factores que contribuyen al dinamismo del nuevo BMW Z4.

Este nuevo biplaza de BMW destaca por una apariencia baja, deportiva y compacta, tanto con el techo de lona desplegado como puesto. Con el nuevo diseño de rejilla de la parrilla de riñones de BMW y, por primera vez, una disposición vertical de los faros, el Z4 ofrece una figura inconfundible desde delante. Está equipado con faros led de serie, mientras que los faros led adaptativos opcionales añaden una función de matriz para la luz de carretera no deslumbrante y las luces de curva.

Capota eléctrica

Una segunda línea de diseño emerge de la gran toma de aire situada detrás de los pasos de rueda delanteros, mientras que el alerón integral de la tapa del maletero, las ópticas en forma de L y el difusor, marcan la musculatura de la parte trasera. Hay una selección de nueve tonos de pintura para el exterior y el techo blando de lona viene en negro de serie y en antracita con efecto plateado como opción. La capota se opera eléctricamente y se puede abrir o cerrar en diez segundos, incluso cuando se circula a una velocidad de hasta 50 km/h.

En el interior, los asientos deportivos son específicos y con reposacabezas integrales. El cortaviento se ajusta entre las barras antivuelco fijas. El espacio de almacenamiento detrás de los asientos, los posavasos debajo de la cubierta del reposabrazos central (que se abre en dos secciones con una división longitudinal) y guanteras grandes en las puertas, suman aspectos prácticos al interior. La capacidad del maletero es de 281 litros, tanto con la capota abierta como cerrada; un aumento de más del 50 % en comparación al modelo anterior.

Ficha técnica BMW Z4

Modelo:
S Drive 20 i / S Drive 30 i
Combustible:
Gasolina
Nº de cilindros:
4 en línea
Cilindrada:
1.998 cm3 / 1.998 cm3
Potencia:
197 caballos / 258 caballos
Par motor:
320 Newton metro / 400 Newton metro
Cambio:
Automático Steptronic de 8 velocidades
Tracción:
A las ruedas traseras
Velocidad:
240 km/h. / 250 km/h.
0 a 100 km/h.:
6,6 segundos / 5,4 segundos
Consumo:
6,1 litros / 6,1 litros
Emisiones:
139 g/km. / 139 g/km.
Largo:
4,32 m.
Ancho:
1,86 m.
Alto:
1,30 m.
Maletero:
281 litros
Precio (desde):
48.900 euros / 56.300 euros

La tecnología de chasis en el nuevo BMW Z4 ha sido completamente diseñada para una lograr una sobresaliente agilidad y dinámica de conducción, e incluye un eje de doble brazo de nuevo diseño en la parte delantera y un eje trasero de cinco brazos que debuta en un «roadster» de BMW. Otra característica en el equipamiento de serie es la dirección deportiva variable, tanto en asistencia eléctrica como en el ángulo de dirección, que se adapta a cualquier situación.

La suspensión M adaptativa, los frenos deportivos y el diferencial controlado electrónicamente (todos ellos, de serie en el nuevo Z4 M40i, junto con los neumáticos de alto rendimiento), elevan las capacidades de conducción deportiva del Z4 a cotas aún mayores. Con estos sistemas de chasis, al seleccionar los modos Confort, Sport o Sport Plus con el interruptor de control de conducción, se varía la respuesta del coche claramente. Las llantas de aleación estándar son de 17 y de 18 pulgadas, en el modelo Z4 M40i; opcionalmente, se pueden montar unas enormes llantas de 19 pulgadas.

La variedad de sistemas de asistencia al conductor ofrecidos subraya aún más el carácter del nuevo Z4. Los sistemas de aviso de colisión, y detección de peatones con función de frenado automático y el avisador de salida de carril vienen todos de serie. La lista de opciones incluye control de velocidad de crucero activo con función Stop & Go, prevención de colisión trasera y alerta de tráfico cruzado, más el Speed Limit Info con información de no adelantar y, por primera vez en el «roadster», el Head Up Display que proyecta la información relevante del vehículo sobre el parabrisas a la altura de la vista del conductor.

El control activo de distancia de estacionamiento y la cámara de vista trasera del Z4 son una inestimable ayuda al conductor cuando se maniobra o se estaciona. Estos dos sistemas forman parte del asistente de estacionamiento, que se encarga de la dirección, la aceleración, el frenado y la selección de las marchas, ya sea al estacionar el automóvil, como al salir de los espacios de aparcamiento. La gama de funciones del asistente de estacionamiento incluye, además, el asistente de marcha atrás. Este sistema hace que la tarea de retroceder a una distancia de hasta 50 metros sea sencilla, al recorrer el vehículo por sí solo y exactamente el mismo camino que había realizado marcha adelante.

La pantalla y el sistema operativo del nuevo Z4 también han experimentado una gran mejora. Está disponible, opcionalmente, con el sistema BMW 7.0, que destaca por disponer de funciones digitales de última generación adaptadas puntualmente a los requisitos del conductor. El sistema Live Cockpit Professional ofrece gráficos personalizables para el panel de instrumentos y la pantalla de control totalmente digitales, cada uno de los cuales tiene una diagonal de pantalla de 10,25 pulgadas (26 cm). Para garantizar un funcionamiento intuitivo y basado en sus preferencias, el conductor tiene la opción de manejar los sistemas a través de la pantalla táctil de la pantalla de control, el controlador iDrive, los botones del volante o el control por voz.