Honda CR-V Hybrid, eficiencia máxima

Honda CR-V Hybrid, eficiencia máxima

La nueva versión ofrece altas prestaciones y bajos consumos, gracias a su nuevo propulsor híbrido gasolina-eléctrico

MANU CORTÉS

Desde el lanzamiento del primer modelo en 1995, el Honda CR-V ha ido mejorando generación tras generación. Esta última versión del popular SUV de Honda pretende superar las expectativas de los clientes, gracias a sus características mejoradas y exclusivas. El nuevo CR-V presenta ahora una amplia gama de sofisticadas tecnologías y calidad superior en todos los aspectos. A pesar de estas nuevas incorporaciones de tecnología y equipamientos, los precios no difieren mucho de los del anterior modelo. Comienzan desde los 34.200 euros de la versión de acabado «Confort», con tracción delantera, motor de dos litros de cilindrada y 145 caballos de potencia. La variante con tracción a las cuatro ruedas y acabado «Elegance», sale por 40.200 euros.

Por primera vez en un SUV de Honda en Europa, el nuevo CR-V estará disponible con propulsión híbrida. El sistema cuenta con la tecnología Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que combina dos motores eléctricos (generador e impulsor), un motor de gasolina, una batería de iones de litio y una transmisión fija que proporcionan elevados niveles de eficiencia y notables prestaciones. En el nuevo CR-V, la motorización híbrida gasolina-eléctrico puede combinarse con tracción delantera o tracción total.

El nuevo CR-V cuenta con un diseño exterior renovado, con unos pasos de rueda más anchos, contornos más definidos en el capó y en los paneles traseros, así como el frontal distintivo más reciente de Honda, con sus característicos faros. En el interior, el nuevo modelo eleva el listón en cuanto a calidad y espacio. Tomando como referencia las marcas prémium del segmento, el nuevo CR-V ofrece ahora una mejor calidad de marcha y respuesta de la dirección, control de la carrocería y gestión del ruido, vibración y rumorosidad.

Interior más espacioso

El Honda CR-V híbrido presenta unas proporciones exteriores ligeramente superiores respecto al anterior modelo, y la mayor distancia entre ejes hacen posible un interior mucho más espacioso, así como por un maletero más ancho y profundo con un compartimento de carga más largo. Un portón trasero eléctrico «manos libres» permite acceder con comodidad al vano de carga.

También es posible programar la altura de apertura del portón trasero para evitar el contacto con techos bajos. La funcionalidad del habitáculo se ve reforzada por los nuevos respaldos de los asientos traseros, abatibles con una distribución 60:40 con un solo movimiento en la segunda fila. Todas las versiones del CR-V Hybrid están equipadas con llantas de aleación de 18 pulgadas, y las versiones más altas de la gama (Executive) incorporan techo solar panorámico practicable de serie.

El diseño de la carrocería del CR-V incorpora una nueva estructura exclusiva de Honda, que emplea una red de elementos estructurales conectados para distribuir la energía de un posible impacto de manera más uniforme. Uno de los principales cambios introducidos ha sido aumentar la distancia entre ejes en 30 milímetros. Esta particularidad, además de ofrecer más espacio en el interior, le confiere un aspecto más robusto, con las ruedas más cerca de las esquinas del vehículo.

La combinación de neumáticos y llantas de mayor tamaño y un voladizo trasero más corto confieren al automóvil un aspecto más atlético. Además, el nuevo CR-V monta de serie el sistema de seguridad Honda Sensing, uno de los paquetes más completos de tecnologías de asistencia a la conducción y seguridad activa de su clase, que combina la información del radar y de la cámara de visión para asistir al conductor.

Ficha técnica Honda CR-V Hybrid 2WD

Combustible:
Gasolina
Cilindrada:
1.993 cm3
Potencia:
145 caballos
Par motor:
175 Newton metro
Tracción:
Delantera
Velocidad:
180 km/h.
0 a 100 km/h.
8,8 segundos
Consumo:
Desde 5,3 litros
Emisiones CO2:
Desde 120 gr/km.
Largo:
4,60 m.
Ancho:
1,85 m.
Alto:
1,68 m.
Maletero:
497 litros
Precio:
Desde 34.200 euros

En el interior del CR-V, el panel de instrumentos, con una marcada orientación horizontal del salpicadero, favorece la sensación de amplitud. Honda ha aumentado el espacio para las piernas de los pasajeros de las plazas delanteras elevando las partes más bajas del salpicadero.

La moldura suave y sofisticada, con «efecto madera», de los paneles de las puertas y la parte inferior del salpicadero proporciona un toque de color natural. La tapicería de los asientos es de tejido negro, y también está disponible una tapicería en piel para las versiones con acabados «Lifestyle» y «Executive».

El diseño de la pantalla en comparación con el CR-V de la generación anterior se ha racionalizado, y ahora sólo cuenta con una pantalla táctil central, además de la interfaz de información para el conductor de 7 pulgadas que puede verse a través del volante. El diseño del mando de control también se ha simplificado, con un sencillo grupo para la gestión del aire acondicionado situado debajo de la pantalla táctil.

La carrocería del nuevo Honda CR-V dispone del mejor ángulo de visión de la carretera de su segmento, logrado gracias a la reducida sección de los montantes delanteros, que son 10 mm más estrechos que los del modelo anterior. La visión sobre el capó también se ha mejorado gracias a la reducción de 60 mm de la zona de la carrocería no visible para el conductor.

Control total

Los diferentes modos de conducción del nuevo Honda CR-V Hybrid se seleccionan desde la consola central con un pulsador, en lugar de la palanca convencional. Para elegir las funciones de conducción, aparcamiento y punto muerto sólo hay que pulsar un botón, mientras que la función de marcha atrás requiere tirar del pulsador. El modo de conducción «Sport», permite una mayor respuesta del acelerador en el sistema híbrido. Si la batería cuenta con un nivel de carga suficiente, también se puede seleccionar el modo completamente eléctrico EV con tal sólo pulsar un botón, logrando una autonomía de 2 kilómetros de conducción sin emisiones. El consumo medio de gasolina a velocidades moderadas parte desde los 5,3 litros, con unas emisiones de CO2 de apenas 120 gr/km.

La nueva instrumentación del CR-V Hybrid incluye un gran velocímetro digital y un medidor del estado de la carga de la batería. El conductor puede navegar entre diversas pantallas de información y entretenimiento, con instrucciones de navegación, contactos del teléfono móvil, información del audio, sobre el estado del sistema de tracción a las cuatro ruedas e información inteligente de mantenimiento del vehículo. El CR-V Hybrid también muestra un gráfico con el flujo que indica cuál es la fuente de potencia del vehículo que se está utilizando, si la batería auxiliar del sistema se está recargando y una «Eco Guía» que sugiere técnicas de conducción más eficientes. Los conductores también pueden comprobar su eficiencia mediante la puntuación del ciclo de conducción, que concede o resta puntos que se muestran en forma de iconos de hojas en la pantalla según el consumo de combustible que se obtiene.

Para desplazarse y seleccionar la información que se desee visualizar en la interfaz, se utilizan controles tipo pulsador, situados en el radio izquierdo del volante. De esta manera, el conductor puede desplazarse por todos los modos disponibles y ajustar los parámetros de configuración, realizar búsquedas alfabéticas (de contactos o canciones, por ejemplo) y seleccionar la información que prefiere que aparezca en el panel de instrumentos. También en el radio izquierdo del volante, se encuentran los controles del sistema Bluetooth manos libres. Los ajustes del control de crucero y el sistema de aviso y prevención de cambio involuntario de carril se accionan con un segundo pulsador situado en el radio derecho.