ESPECIAL MOTOR

Peugeot 508 SW, un familiar muy deportivo

Peugeot 508 SW, un familiar muy deportivo

Para diferenciarse de la competencia, apuesta por una silueta de tipo 'shooting brake', que le infunde un aspecto elegante y distintivo, sin renunciar por ello a las ventajas de un vehículo con un amplio maletero.

Es indudable el atractivo visual que luce su carrocería. Visto por el frontal, el lateral o la zaga, el modelo galo es diferente, lo cual es una ventaja. La parte delantera destaca por su fluida parrilla, que abraza las ópticas delanteras, con tecnología de tipo LED, de serie.Las ópticas de conducción diurna, con diseño vertical, aportan un toque de modernidad a un morro inconfundible. Algo parecido sucede en la zaga, donde los pilotos están unidos con una franja decorativa, que recorre todo el ancho del vehículo. Los diodos luminosos, en franjas verticales, también son una seña de identidad del vehículo francés.

También caben destacar las llantas de aleación de 19 pulgadas, las más grandes, o la ausencia de marco en las puertas, algo poco habitual en el segmento.

El volumen del maletero es de 530 litros, y el sistema de apertura eléctrico del portón, con función manos libres, es opcional según la versión.

En la parte trasera los pilotos están unidos con una franja decorativa, que recorre todo el ancho del vehículo. Los diodos luminosos son una seña de identidad del vehículo.
En la parte trasera los pilotos están unidos con una franja decorativa, que recorre todo el ancho del vehículo. Los diodos luminosos son una seña de identidad del vehículo.

Interior futurista y completo

Dentro sigue llamando la atención el puesto de conducción i-Cockpit Amplify, que destaca por su diseño futurista, así como la instrumentación digital de 12,3 pulgadas de tamaño o la pantalla táctil, de 10,0 pulgadas, del equipo de infoentretenimiento, que además incluye unos prácticos botones de acceso directo, con diseño de teclas de piano, que facilitan activar las diversas funciones disponibles.

Mecánicamente, hoy día ofrece dos motores de gasolina Puretech de 181 y 224 CV, y tres diésel de 131, 160 y 177 CV respectivamente. Todos van en combinación con una caja de cambios automática de ocho relaciones, salvo el diésel de menor potencia, que también puede tener una manual de seis relaciones.

En el segundo semestre de 2019 llegará una versión híbrida enchufable que puede rodar hasta 50 km en modo eléctrico.

También destaca por la elevada dotación tecnológica y de ayudas electrónicas a la conducción, como el control de velocidad de crucero adaptativo, con función Stop&Go, otro de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, el de visión nocturna Night Vision, basado en una cámara de infrarrojos, o uno de conducción semiautónoma, que mantiene el vehículo dentro del carril de forma automática.

Precio desde 28.750€.

El puesto de conducción i-Cockpit Amplify destaca por su diseño futurista, así como la instrumentación digital de 12,3 pulgadas de tamaño o la pantalla táctil, de 10 pulgadas.
El puesto de conducción i-Cockpit Amplify destaca por su diseño futurista, así como la instrumentación digital de 12,3 pulgadas de tamaño o la pantalla táctil, de 10 pulgadas.