Peugeot e-2008, con tecnología eléctrica

Peugeot e-2008, con tecnología eléctrica

Dispone de una batería de gran capacidad que permite una autonomía superior a los 300 kilómetros

Peugeot continúa su avance en el campo de la electrificación, ahora en el campo de los SUV y en concreto con el 2008, un modelo cuya autonomía es de 310 kilómetros según el último protocolo WLTP. Un diseño dinámico, conectividad de vanguardia y conducción autónoma de nivel 2 completan un arsenal tecnológico y eficiente. El coche se fabrica en Vigo.

El Peugeot e-2008 comparte el mismo diseño de sus hermanos con motor térmico. Se reconoce por detalles sutiles que le distinguen del resto de la gama, como un sorprendente logo del león dicroico con reflejos que alternan azul y verde según el ángulo de visión; un logotipo específico e en las aletas delanteras y el portón trasero y una parrilla del color de la carrocería, son los detalles más representativos.

Para los amantes de las prestaciones, el e-2008 es un SUV rápido que acelera de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos. El motor desarrolla una potencia de 100 Kw (136 CV) y con 310 kilómetros de autonomía uno se olvida del enchufe para la circulación del día a día. En carretera, y gracias a los tres modos de conducción (Eco, Normal y Sport) la marcha puede ser tranquila o deportiva.

Dos modos de recuperación de energía

Además, se puede acceder desde la palanca de cambios a dos modos de recuperación de energía. Por un lado, el Drive (D), con recuperación estándar y, por otro, el Brake (B), que permite desaceleraciones desde el momento en que se levanta el pie del acelerador que facilita la conducción y apenas hace necesario el uso del pedal del freno.

El nuevo eléctrico equipa las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas, que se gestionan desde el moderno puesto de conducción Peugeot i-Cockpit con un cuadro de instrumentos elevado.

Entre otras, dispone de control de crucero adaptativo con función Stop & Go, asistencia de permanencia de carril, asistencia de aparcamiento con función perimétrica Flankguard, freno automático de emergencia que detecta peatones y ciclistas, tanto de día como de noche.

En el interior, y para el equipamiento GT, incorpora una tapicería exclusiva en Alcántara, y la instrumentación muestra, aparte de las funciones de ayuda a la conducción, una presentación de los flujos de energía en la pantalla central que facilita entender el modo de funcionamiento del sistema de propulsión.

La batería tiene una garantía de ocho años o 160.000 kilómetros, para el 70% de su capacidad de carga. Además de la posibilidad de carga en un enchufe doméstico (la más larga), es posible hacerlo con el dispositivo Wallbox, que puede incluir la instalación a domicilio, con un tiempo de cinco horas y cuarto si es trifásico de 11 kW. También permite utilizar cargadores de 100 kW y alcanzar el 80 % de la carga en solo media hora.