Mejoras estéticas y mecánicas

Más allá de los retoques estéticos en los faros y detalles de diseño, los nuevos Mini incorporan mejoras mecánicas importantes. / CHARLY
Más allá de los retoques estéticos en los faros y detalles de diseño, los nuevos Mini incorporan mejoras mecánicas importantes. / CHARLY

Los Mini 3, 5 puertas y Cabrio mejoran su esencia con cambios estéticos y mecánicos |

ANDRÉS VIEDMA MADRID.

La nueva gama Mini 2018 incorpora más novedades que una simple actualización de imagen, ya que suman un valor añadido en equipamiento de serie, posibilidades de personalización, mejoras en el apartado de motores y eficiencia, confort y comportamiento dinámico. Está a la venta con sus tres carrocerías, con precios que oscilan entre los 17.900 euros del motor de acceso del Mini de 3 puertas y los 36.650 euros del Mini Cooper SD en carrocería Cabrio, además de las evoluciones que llegarán en su versión más radical y deportiva JCW.

Los cambios principales se distinguen por el diseño modificado de los nuevos faros delanteros, halógenos con cubierta negra en el caso de los acabados básicos, de luces led de serie desde el Cooper -en el Cabrio, desde el Cooper S- o de matrices de led con función adaptativa como opción. Faros que cuentan, además, con sistema antideslumbramiento automático mediante un selectivo control de las cuatro matrices de leds cuando se circula por encima de los 70 km/h. Cambia también el diseño del logo Mini, los grupos ópticos traseros, ahora simulando el diseño de la bandera de la Union Jack y llegan también llantas de nuevo diseño.

Además, a través del programa Mini Yours Customised, el cliente puede solicitar la fabricación de ciertos elementos decorativos diseñados por él mismo, como luces intermitentes adicionales, molduras decorativas para la zona superior del salpicadero, protecciones de acceso iluminadas o incluso los proyectores led de las puertas, lo cual va a permitir que cada cliente pueda adquirir un Mini verdaderamente único. Para ello, la marca pone en marcha una tienda online desde la que cliente y marca interactúan antes de cerrar pedidos. Por dentro, los cambios se limitan a un nuevo volante deportivo de tres radios y a la ampliación de la oferta de equipamientos de cuero y molduras decorativas. Destaca la opción Mini Yours Interior Style Piano Black, que incluye superficies pintadas en negro brillante en el área de las puertas, la consola central y, por primera vez, una moldura decorativa retroiluminada para el tablero de instrumentos en el lado del acompañante.

A nivel de equipamiento, los nuevos modelos pueden incluir un equipo de infoentretenimiento con pantalla táctil de 6,5'' ubicada en la consola central. El sistema cuenta con conexión bluetooth, navegador y, opcionalmente, conectividad con dispositivos Apple mediante Apple CarPlay.

Es novedad la carga inalámbrica de teléfonos móviles preparados para ello, pero también lo son las nuevas funciones de Mini Connected, el sistema de servicios en línea de la marca. Gracias a ello, el conductor y los pasajeros pueden obtener información del tráfico, actualizar automáticamente los mapas de navegación y acceder a la información meteorológica o el resumen de los precios del combustible.

Mejoras en motorizaciones

Los nuevos Mini pesan menos y son más eficientes al haber reducido las emisiones de CO2 hasta un 5%. Como novedades, los motores de gasolina, todos con tecnología TwinPower Turbo, cuentan con electrónica revisada, lubricación y refrigeración mejorada y sistemas de inyección con superior presión.

La nueva gama de motores está ahora compuesta por el Mini One First, con 75 CV, el One de 102 CV, el Cooper con 138 CV y el Cooper S de 192 CV.

En el caso de los diésel, la gama se compone de versiones One D, con 95 CV, Cooper D, con 116 CV y Cooper SD de 170 CV. Toda esta relación de motores está disponible en la carrocería de 3 puertas, mientras que los 5 puertas y Cabrio no ofrecerán la versión básica de gasolina con 75 CV. Como alternativa a la caja de cambios manual de seis marchas, Mini añade ahora a toda la gama el nuevo doble embrague de siete relaciones para las versiones One, Cooper y Cooper S, manteniendo el cambio de 8 relaciones con convertidor de par en los Cooper SD.

Al volante, todas las versiones siguen conservando su ADN adictivo. Ofrecen sensaciones de conducción tipo Kart y en función del modelo escogido, se van superando.

 

Fotos

Vídeos