Listo para seguir triunfando

Nuevo BMW X5/
Nuevo BMW X5

En 1999 nacía el BMW X5, que con el paso de los años se ha convertidoen uno de los referentes de la marca alemana. Probamos el nuevo

ANDRÉS VIEDMA

La cuarta generación del BMW X5 mejora la precedente en todos los sentidos hasta convertirse en el mejor X5 de toda la historia. Probamos la versión diésel que ofrece 265 CV y está a la venta desde 76.000 euros.

A nivel de diseño, con sus 4,92 metros de largo, cerca de 2 metros de ancho y 1,74 metros de alto, es un modelo que ha crecido en todas sus cotas, excepto la altura, que ha sido rebajada para mejorar su dinamismo. Este SUV luce una parrilla espectacular, con unos grupos ópticos (que de serie son de leds y en opción pueden incorporar la tecnología láser) que están separados de la parrilla y llantas que pueden alcanzar las 22 pulgadas.

En la parte trasera llama la atención el acceso al maletero, que está dividido por un portón y por una trampilla inferior. Ambos, además, pueden tener un accionamiento eléctrico, lo que facilita el acceso al maletero. Por dentro es muy amplio, muy ancho y disponible con cinco o con siete plazas, como opción. Su acabado es también excelente y los asientos son de piel de serie, los remates, un pomo de la palanca de cambios que puede estar acabado en vidrio y hasta unos huecos portaobjetos que pueden calentar la bebida o incluso enfriarla… El aumento de dimensiones de la nueva generación del X5 deriva en un interior mucho más espacioso en todos los sentidos y un espacio disponible para la carga que aumenta a 645 litros de capacidad (con 5 plaas), mientras que con los asientos abatidos esta cifra se va hasta los 1.860.

Destacan las enormes pantallas, tanto el cuadro de instrumentos como la pantalla principal de la consola miden 12,3 pulgadas y son completamente digitales y con la pantalla táctil, además de controles por voz y control gestual.

El nivel tecnológico es muy alto: control de crucero adaptativo con función Stop & Go, asistente de control de dirección y carril, advertencia de cambio de carril o de salida de carril, así como asistente con protección contra colisión lateral y ayuda a evasión, entre otros.

El modelo probado monta un motor de cuatro cilindros con tres litros de cilindrada y 265 CV de potencia y un cambio automático de ocho velocidades que funciona con rapidez y suavidad. Hay una versión más potente, con cuatro turbos que le permiten subir hasta los 400 CV. Se trata del M50d, una versión cuyo precio ronda los 111.900 euros.

Además, hay un xDrive40i de 340 CV, que cuesta 72.800 euros, siendo la versión de acceso a la gama.

Con el nuevo BMW X5 que probamos 'en casa', la marca bávara sube un gran peldaño, en todos los aspectos. Sorprende por ser tan ágil y manejable. Para los que aprecian los modelos híbridos, este año llegará la variante híbrida enchufable con cerca de 400 CV.

 

Fotos

Vídeos