El Leaf gana en autonomía y calidad

La estética e imagen exterior del Leaf es ahora más moderna y dinámica/CHARLY
La estética e imagen exterior del Leaf es ahora más moderna y dinámica / CHARLY
Nissan Leaf

Llega la segunda entrega de este modelo totalmente eléctrico que ofrece unos 280 kms. de autonomía

ANDRES VIEDMA

El nuevo Nissan Leaf ha mejorado muchos enteros en esta nueva entrega. Es más aerodinámico, con un coeficiente de CX 0,28, que mejora el consumo y el ruido aerodinámico. En la parte frontal destaca la parrilla en forma de V y los faros con tecnología LED: su mirada es más moderna y más agresiva. Su forma de monovolumen ha mejorado, con un pilar C que le da un toque diferente y bastante atractivo. En la zaga, los pilotos en forma de boomerang, la pintura bitono o el difusor trasero le dan cierto atractivo.

Por supuesto, el motor eléctrico del Nissan Leaf 2018 es nuevo y mejora su rendimiento y su consumo. Genera 150 CV de potencia y un par motor de 320 Nm, disponible entre las 0 y las 3.300 revoluciones. Acelera de 0 a 100 km/h en apenas 7,9 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 144 km/h, con la idea de no sufrir descargas muy rápidas y, de paso, para no sufrir con los radares...

El propulsor eléctrico cuenta con una serie de baterías de iones de litio con una capacidad de 40 kWh, que le permiten contar con una autonomía homologada en ciclo NEDC de 378 kilómetros y una autonomía real que ronda los 280 kms. Es decir, lo suficiente para utilizarlo en el día a día y, además, realizar viajes cortos a ciudades vecinas sin sufrir en exceso.

Para recargar las baterías, precisa de 16 horas en un enchufe de 16 Amperios o 9 horas en uno de 32 Amperios. No obstante, el sistema de carga rápida CHAdeMO permite recargar un 80% de las baterías en unos 40 minutos. Sin duda, la infraestructura de carga puede ser el elemento más polémico y lo más recomendable es instalar un punto de carga específico en su propio garaje, para poder cargarlo sin problema cuando se precise.

El Nissan Leaf estrena el e-Pedal, un sistema que permite conducir utilizando solamente un pedal, el del acelerador. Cuando se suelta, la capacidad de regeneración es tan fuerte que permite frenar el coche en la mayoría de situaciones. Así, gracias al sistema 'hold assist' se podrá frenar el coche por completo sin necesidad de tocar el pedal del freno.

Además, el Nissan Leaf se conduce como cualquier otro coche y la marca ha trabajado mucho para mejorar el confort de marcha y su calidad dinámica. También se ha apostado claramente por la tecnología, con el sistema ProPilot de conducción autónoma de Nivel 2. Por ello, entre velocidades de 30 y 100 kilómetros por hora, el coche es capaz de mantenerse dentro del carril, a una velocidad constante y manteniendo la distancia de seguridad, siendo capaz de frenar automáticamente, similar al sistema Autopilot de Tesla.

Goza de buena habitabilidad, con mucho espacio en las plazas traseras gracias a una generosa batalla de 2,70 metros. Su maletero alcanza los 435 litros, lo que lo sitúa en la media de los coches compactos.

A nivel tecnológico, lo más interesante es el cuadro de mandos digital, con un velocímetro analógico y una pantalla de siete pulgadas donde consultar diferentes parámetros del vehículo, como la autonomía, el sistema ProPilot o la potencia utilizada en cada momento. En el centro del salpicadero, otra pantalla de 7 pulgadas aglutina todos el sistema de entretenimiento, con navegador y conectividad total, gracias al uso de Android Auto y Apple CarPlay.

Con un precio que parte en la frontera de los 30.000 euros, el nuevo Nissan Leaf 2018 se coloca como uno de los coches eléctricos más atractivos. Su equipamiento de serie es muy generoso, su habitabilidad interior ha mejorado bastante y la autonomía eléctrica mejora notablemente, siendo un coche plenamente utilizable en un uso diario, especialmente en zonas urbanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos