Renault City K-ZE, un coche eléctrico por 7.200 euros

El Renault City K-ZE es un pequeño SUV con vocación eminentemente urbana. /Renault
El Renault City K-ZE es un pequeño SUV con vocación eminentemente urbana. / Renault

Renault va a iniciar la comercialización del SUV urbano City K-ZE a ese precio de partida pero de momento solo en China

V. AGUIRRE

Ya está en el mercado. Junto a la escasez de puntos de recarga, el precio ha sido hasta ahora el principal obstáculo para el desarrollo comercial del coche eléctrico, un hándicap que un fabricante consolidado como Renault ha conseguido superar. Y es que el grupo francés ha anunciado el inicio de la comercialización de un SUV urbano propulsado por baterías, el City K-ZE, a partir de 7.200 euros. El jarro de agua fría es que de momento solo se venderá en China.

Este vehículo fue presentado el pasado abril en el salón de Shanghai y se trata de la version eléctrica del Renault Kwid, un coche de reducidas dimensiones que el fabricante galo comercializa en países asiáticos. La variante movida por baterías se destina en exclusica al mercado chino.

Con una imagen de todoterreno y una altura libre al suelo de 151 mm, se trata de un SUV 'low cost' de apenas 3,74 metros de largo y 1,58 de ancho, con un peso contenido de 921 kilos y un maletero de 300 litros de capacidad. De que se mueva se encarga un motor eléctrico de 33 kW (45 CV) y un valor de par de 125 Nm, que está alimentado por una batería de iones de litio de una capacidad de 30 kWh (26,8 kWh útiles). Se puede recargar en cuatro horas en una toma de corriente doméstica y basta con entre 30 y 50 minutos para conseguir el 80% en un cargador rápido.

El City K-ZE puede alcanzar los 105 km/h de velocidad máxima y Renault anuncia una autonomía de 271 km (ciclo NEDC), pero asegura que puede llegar a 350 km en uso urbano si no pasamos de los 60 km/h. A título comparativo, el nuevo Volkswagen e-up! auncia una autonomía de 260 km según el ciclo WLTP y dentro mismo de la firma francesa, la tercera generación del ZOE ha incrementado su autonomía hasta los 385 kilómetros, gracias a una batería de 52 kilovatios hora y un propulsor de 100 kilovatios..

De la fabricación del City K-ZE se encarga eGT New Energy (con una capacidad de producción de 120.000 unidades al año), una empresa conjunta creada en 2017 entre la Alianza Renault-Nissan y DongFeng.

Para el mercado chino, de momento, se ofrecerán tres niveles de acabado, cuyos precios se sitúan en 7.200 euros para el modelo de accesos, 8.500 para el intermedio y 9.200 euros para el alto de gama. Desde el segundo nivel contará con detector de obstáculos trasero y en el caso del más acabado, incluye cámara trasera, barras de techo y limpiaparabrisas trasero, además de una pantalla LCD en color en el cuadro de indicadores.

Y la pregunta del millón: ¿el Renault City K-ZE llegará alguna vez a Europa? Cuando hoy un Renault Zoé 2, la etrella de la oferta eléctrica de este fabricante se comercializa a partir de 23.900 euros, a lo que hay que sumar el alquiler de las baterías –74 euros al mes como mínimo–, o por 32.000 euros si incluye las baterías, resulta incuestionable que un modelo por 10.000 euros supondría una auténtica revolución.

Thierry Bolloré, responsable del fabricante francés, se muestra optimista pero descarta que antes de cinco años un coche a ese precio sea una realidad en el mercado europeo.

Temas

Renault