Piden la nacionalidad italiana para el niño extranjero que evitó la tragedia en el autocar incendiado

El joven Ramy Shelata (c) posa junto a carabinieri en San Donato Milanese. /Efe
El joven Ramy Shelata (c) posa junto a carabinieri en San Donato Milanese. / Efe

Ramy Shelata, cuyos padres son egipcios pero nació en Italia en 2005, escondió su teléfono móvil y consiguió quitarse las ataduras para pedir ayuda

DARÍO MENORCorresponsal en Roma (Italia)

Conseguir la nacionalidad italiana si tienes padres extranjeros no es nada fácil aunque hayas nacido en el país: tienes que residir de forma continua hasta los 18 años. Se calcula que hay unos 800.000 menores en este limbo. Existe, eso sí, un atajo: comportarse como un héroe para ayudar a salvar a tus compañeros de clase. Ese es el camino por el que parece que va a conseguir convertirse en italiano antes de lo que le correspondería Ramy Shelata, uno de los 51 muchachos que el pasado miércoles burlaron la muerte de milagro cuando el conductor del autobús escolar con el que circulaban por las afueras de Milán prendió fuego al vehículo. Quería matarlos para vengarse de las muertes de inmigrantes en el Mediterráneo, dijo el chófer, un italiano de origen senegalés al que ahora el Gobierno de Roma quiere quitarle la ciudadanía lograda en 2004 al casarse con una nacional.

La tragedia pudo evitarse gracias a la pericia de Ramy, de 13 años. Primero escondió su teléfono móvil antes de que el conductor empezara a requisarlos y luego logró quitarse las ataduras que los profesores se vieron obligados a poner a los muchachos. El chico llamó a su familia, que dio inmediatamente la alarma a los 'Carabinieri', quienes lograron salvar a los 51 estudiantes, a los dos maestros y a la asistente que les acompañaban antes de que el vehículo quedara calcinado y sin que nadie resultara herido. La prensa local presentó a Ramy como un «pequeño héroe», lo que fue aprovechado por su padre, Khalid Shelata, para pedir la nacionalidad italiana para su hijo. «Somos egipcios, llegamos a Italia en 2001 y mi hijo nació aquí en 2005 pero estamos aún a la espera de un documento oficial», comentó. Su petición fue respondida por fuentes del Ministerio del Interior, que se comprometieron a acelerar los trámites para que Ramy consiga la nacionalidad lo antes posible y de forma gratuita.