La última medida de Maduro para combatir la crisis divide a la sociedad venezolana

Venezuela posé las mayores reservas de petróleo del planeta y su gobierno presume de tener la gasolina más barata del mundo. En Caracas se pueden comprar 28.000 litros de gasolina por un solo dólar. El precio es tan bajo que hace que el contrabando de combustible hacia Brasil y Colombia sea un negocio rentable para frenarlo El gobierno venezolano pretende censar a lo largo de este fin de semana a todos los vehículos del país para controlar el consumo de los ciudadanos y así combatir el contrabando. Sin embargo, muchos venezolanos ven en esta medida, un nuevo mecanismo de control del gobierno para racionar el consumo y vigilar a los ciudadanos  ya que esta nueva medida implica  de comprar gasolina a través del carnet de la patria  y afectará directamente a la parte de la población que no lo tiene, bien por no sentirse identificado con el Gobierno o bien por no demandar las ayudas sociales que ofrecen. Esta nueva medida para salir de la crisis se suma a otras  como la reconversión monetaria en un principio se le iban a quitar tres ceros al bolívar, pero la situación es tan mala que al final le han recortado cinco. El gobierno de Venezuela está contra las cuerdas, y se ha visto obligado a despenalizar el libre cambio de divisas sobre el que ejercía el control desde hace  15 años. Los venezolanos están llegando al límite de su paciencia, el precio de los alimentos roza el disparate y ahora también sufren numerosos cortes dl energía que en algunas zonas del país llegan hasta los tres días. La situación económica es tan precaria, que ha llevado al presidente a una situación sin precedentes, Maduro ha reconocido esta semana que la culpa también es suya. Según la previsión del Fondo Monetario Internacional la inflación en Venezuela alcanzará este año el millón por ciento.-Redacción-