Tras 30 años en EEUU la nueva política migratoria le obliga a regresar a México

La política de mano dura con la inmigración de Donald Trump deja escenas tan dramáticas como ésta. Es la despedida de un hombre a su mujer y sus dos hijos. Treinta años después de llegar a Estados Unidos, cuando solo tenía diez años, es deportado a México. Sin antecedentes penales, pagando sus impuestos e intentando regularizar su situación durante años, no ha tenido más remedio que abandonar a su familia. Toda estadounidense. Ahora deberá esperar diez años para poder volver al país.