Putin le advierte a Maduro que sería «irracional y perjudicial» rechazar el diálogo con la oposición venezolana

Reunión entre los líderes de Venezuela, Nicolás Maduro (i), y Rusia, Vladimir Putin. /Afp
Reunión entre los líderes de Venezuela, Nicolás Maduro (i), y Rusia, Vladimir Putin. / Afp

Rusia reafirma su compromiso de preservar los acuerdos en materia militar relativos a la prestación de servicios, mantenimiento y envío de equipos

RAFAEL M. MAÑUECOMoscú

El serio desgaste que sufre Nicolás Maduro en su pulso con Juan Guaidó, la fuerte presión internacional contra su régimen y los movimientos en la cúpula venezolana y en el seno del Ejército parecen estar dificultando al presidente Vladímir Putin mantener su apoyo al país caribeño en la misma forma en la que venía haciéndolo.

Las conversaciones de Maduro con sus opositores son para el Kremlin un elemento imprescindible en el camino hacia una normalización de la situación en Venezuela que, según los intereses de Moscú, aleje la amenaza de un cambio brusco de poder y de una irrupción de la influencia estadounidense.

Así que Putin le dijo este miércoles en el Kremlin a su socio venezolano nada más comenzar la reunión que no se preocupe que mantiene su respaldo, «Rusia apoya consecuentemente a todas las autoridades legítimas de Venezuela, incluida la Presidencia y el Parlamento». Pero, al mismo tiempo, el máximo dirigente ruso le advirtió que «cualquier rechazo al diálogo es irracional, perjudicial para el país y conlleva solo amenazas para el bienestar de la población».

Putin tranquilizó también a Maduro asegurándole que su país reafirma su compromiso de preservar los acuerdos en materia militar ya firmados, en concreto los relativos a la prestación de servicios, mantenimiento y al envío de equipos. «Todos estos trabajos se están cumpliendo en los plazos definidos, en estricta conformidad con nuestros acuerdos», subrayó el presidente ruso, mientras Maduro movía la cabeza en sentido afirmativo.

Venezuela es el principal comprador en Iberoamérica de armas rusas, con sus correspondientes repuestos, y sus tropas reciben asesoramiento, instrucción y entrenamiento de especialistas enviados por el Ministerio de Defensa ruso. El monto de los contratos entre Moscú y Caracas en ése concepto se calculan en más de 10.000 millones de euros.

El país caribeño sostiene además con Rusia un puente aéreo militar con escala en Cuba y, según distintas fuentes concordantes, podría albergar en su suelo bases de mercenarios del grupo ruso Wagner con una misión no clarificada aunque la agencia Reuters estima que consiste en proteger a Maduro.

Putin dijo hoy que las relaciones económicas con el régimen chavista también avanzan y, según sus cifras, «Rusia ha invertido ya en la economía venezolana 4.000 millones de dólares», más de 3.600 millones de euros. Especialmente en proyectos energéticos que gestiona la petrolera estatal ruso Rosneft, cuyo director, Ígor Sechin, participa en las negociaciones entre las delegaciones de los dos países como uno de los miembros más activos.

El primer mandatario ruso reveló también en su alocución de inicio que Rusia prevé el envío a Venezuela de nuevos suministros médicos, Según sus palabras, «en un futuro cercano tenemos la intención de entregar 1,5 millones de dosis de la vacuna contra la gripe. Y de manera permanente podríamos suministrar hasta 5 millones de dosis».

En suma, Putin anunció que los intercambios comerciales entre ambos países en los últimos meses han aumentado en un 10 %, incluyendo envíos de productos agrícolas. A su juicio, «podemos considerar esta parte de nuestra interacción como una especie de cooperación humanitaria (...) dada la complicada situación en la que se ha encontrado Venezuela en relación con la presión externa».