La Policía dispersa a miles de manifestantes en Hong Kong cuando se dirigían a la Oficina de Enlace de China

Miles de manifestantes se han echado este domingo a las calles de Hong Kong, convirtiendo la Oficina de Enlace de China en el blanco de su ira, provocada por el polémico proyecto de ley de extradición que ha desatado desde hace dos meses la protesta de millones de hongkoneses. Los manifestantes, vestidos de negro, muchos con máscaras, desafiaron las órdenes de la Policía al traspasar el punto final oficial de una manifestación, que se dirigía a la Oficina de Enlace, en un desafío directo a las autoridades de Pekín. La policía antidisturbios avanzó sobre los manifestantes en la calle para dispersarlos. Millones de personas se han reunido en los últimos dos meses en una demostración de fuerza sin precedentes contra la líder de Hong Kong, Carrie Lam, provocando la peor agitación social que ha sacudido a la excolonia británica desde que pasó a manos chinas hace 22 años. Se planean más manifestaciones para los próximos fines de semana, lo que representa el mayor desafío popular para el líder chino Xi Jinping desde que asumió el poder en 2012. Para el Partido Comunista de Xi en Pekín la estabilidad en Hong Kong es una prioridad abrumadora.-Redacción-