Los obispos chilenos ponen a sus cargos a disposición del papa por el escándalo de los abusos sexuales

Los obispos chilenos han puesto sus cargos a disposición del papa Francisco por el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia del país. Lo han hecho tras reunirse varias veces durante esta semana con el pontífice en el Vaticano. Los 34 obispos han pedido perdón por el daño causado a las víctimas. El propio papa se  disculpó tras su visita a Chile el pasado mes de enero. Reconoció su equivocación al defender al obispo Juan Barros, acusado de encubrir durante décadas casos de pederastia.-Redacción-