Dos nuevos bombardeos provocan el caos y la destrucción en el noroeste de Siria

Francia y Reino Unido van a enviar más tropas a Siria para compensar la retirada de Estados Unidos. El objetivo es evitar que el autodenominado Estado Islámico pueda resurgir. Sobre el terreno, continúan los ataques y la muerte de civiles.El pánico se desata en Yisr al-Shugur al noroeste de Siria. Dos nuevos ataques aéreos a manos del ejército sirio se han cobrado la vida de siete personas, en su mayoría mujeres y niños. Uno de los bombardeos ha sido perpetrado contra el hospital donde han muerto un hombre y una niña.Entre los escombros buscan supervivientes mientras la excavadora amonta los restos materiales de muchas familias que lo han perdido todo.La provincia de Idlib sigue sufriendo las consecuencias del último bastión de los rebeldes, que está al borde de convertirse en una pesadilla humanitaria.-Redacción-