Una mujer fallece en un avión tras explotar un motor y ser succionada por la ventana

Terror en el vuelo 13 80.  El pánico es tal entre los pasajeros que no pueden ni hablar con las mascarillas en el rostros tan solo se escucha el ruido del avión. Viajaban de Nueva York a Dallas cuando, de repente, escucharon una explosión Estallaba el motor izquierdo. Una de las piezas salía por los aires y chocaba contra una ventanilla. La mujer que iba ahí sentada era parcialmente succionada. Gracias a otros pasajeros, se mantuvo en el interior del avión. La agarraron durante unos doce minutos, hasta que la nave aterrizó.  Pero estaba gravemente herida en la cabeza y horas después, esta ejecutiva de 43 años, madre de dos niños moría en el hospital.  Otras doce personas resultaban heridas de levedad. Pero pudo ser más grave visto el estado en el que quedó el avión.