El fiscal general de EEUU limita la capacidad de los jueces para la expulsión de migrantes

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions./Reuters
El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions. / Reuters

Jeff Sessions ha señalado que estos solo podrán terminar o desestimar casos en circunstancias «específicas y circunscritas»

REUTERS / EPSan Francisco

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha anunciado este miércoles que impondrá nuevos límites a la capacidad de los jueces para desestimar casos de deportación, una decisión que facilita la expulsión del país de migrantes ilegales.

A diferencia de lo que ocurre con el sistema judicial federal, los tribunales de inmigración estadounidenses dependen del Departamento de Justicia, por lo que el fiscal general puede rescribir las opiniones emitidas por la Junta de Apelaciones de Inmigración.

Sessions ha señalado que los jueces solo podrán terminar o desestimar casos en circunstancias «específicas y circunscritas». «No tienen autoridad inherente para poner fin a los procedimientos de expulsión, aunque un caso particular pueda presentar circunstancias favorables», ha sostenido.

La finalización de un caso de deportación no confiere un estatus legal a un inmigrante, pero sí le da tiempo para buscar otras vías para permanecer legalmente en el país. «La decisión es un nuevo paso en un esfuerzo concertado por la Fiscalía para socavar la independencia judicial y minimizar el papel de los jueces en las cortes de inmigración», ha alertado Kate Voigt, directora asociada de relaciones gubernamentales de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

Dana Leigh Marks, presidenta emérita de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración, ha indicado por su parte que la decisión «muestra nuevamente la presión que se aplica a los jueces para que los casos avancen hacia una expulsión (de los inmigrantes) lo más rápido posible».

 

Fotos

Vídeos