Una senadora demócrata abre la veda a la carrera presidencial en EE UU

Elizabeth Warren. /AFP
Elizabeth Warren. / AFP

Elizabeth Warren anuncia su candidatura con la intención de llegar a la Casa Blanca en su lucha contra Trump

CAROLINE CONEJERONueva York (EE UU)

La senadora de Massachusetts Elizabeth Warren inauguró la carrera presidencial de 2020 con el anuncio, la víspera de año nuevo, de su candidatura y la intención de desafiar a Trump hasta el final en la próxima cita con las urnas. Conocida por sus críticas a los bancos y las grandes corporaciones, la senadora Warren es la primera demócrata en hacer pública una candidatura de la que se anticipa será una larga lista de aspirantes para entrar en contienda electoral con el presidente en 2020.

Trump, que no tardó en desdeñar a la senadora, señaló que le encantará el desafío. Al ser preguntado sobre las posibilidades de Warren, el mandatario contestó que habría que preguntarle al psiquiatra de la congresista. Warren hizo el anuncio a través de un vídeo -vía correo electrónico- en el que, con su acostumbrado discurso populista de izquierdas, recalcó la pérdida de poder adquisitivo de la clase media trabajadora, la disparidad en las rentas entre hogares blancos y negros y el ataque que los billonarios y las grandes corporaciones han asestado con el apoyo a políticos que ponen al gobierno a trabajar para sus intereses especiales.

El vídeo, que en ningún momento mencionaba al presidente por su nombre, mostraba imágenes de Trump y sus acólitos en los medios de ultraderecha, al tiempo que la narración describía cómo el gran fraude político utiliza una campaña de miedo y odio diseñada para dividir y ocultar las intenciones reales de los que se aferran al poder.

A través de fotografías familiares, Warren habla en el vídeo de las dificultades de su familia para salir adelante en Oklahoma después de que un ataque cardíaco dejara a su padre incapacitado para trabajar. En un lenguaje directo, la senadora Warren señalaba que el gobierno debe funcionar para todos y no ser, como se ha convertido, una herramienta de ricos y poderosos. Warren, de 69 años, encabeza la lista de los potenciales candidatos, incluidos los también senadores Cory Booker, Kamala Harris, Kirsten Gillibrand, Bernie Sanders, el exvicepresidente Joe Biden y el propio exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg, que ya hizo una visita exploratoria a Iowa, el primer Estado del país que inaugura las primarias.

Con un discurso claro y definido, en la línea de Bernie Sanders, la senadora Warren podría convertirse en la baza que los demócratas necesitan para movilizar a la clase media trabajadora y recuperar un electorado considerablemente desatendido por el partido. Warren fue muy criticada recientemente tras hacer públicos los resultados de una prueba de ADN que revelaba un porcentaje indígena en su árbol genético. El anuncio puso en cuestión su intuición política y ofendió a los grupos de Indígenas Americanos. Un dato que la convirtió en objetivo de la ridiculización de Trump, que se suele referirse a ella como 'Pocahontas'.

Exprofesora de Derecho, Warren se ha ganado fans de ámbito nacional por su incesante enfrentamiento con el líder republicano Mitch McConnell. El reproche del jefe de la mayoría del Senado, «y sin embargo ella persistió», se ha convertido en un eslogan a favor de la perseverancia, que ha servido de lema de inspiración a miles de mujeres, especialmente las jóvenes, que a menudo son silenciadas en los espacios públicos donde suele reinar la mayoría masculina.

 

Fotos

Vídeos