Un coche bomba provoca una masacre en una escuela de policías de Bogotá

La tranquilidad de Colombia ha saltado literalmente por los aires. Un salvaje atentado sacudía la mañana de Bogotá. El objetivo, una escuela de policía, detrás de este visible cordón de ambulancias y en la que un individuo ha estampado un coche cargado de explosivos. Fue su reacción después de un registro, en el que uno de los perros había detectado los artefactos.El resultado, una auténtica masacre: al menos 9 muertos y más de 50 heridos. Entre las víctimas, el propio autor del ataque, del que aún se desconoce su identidad. La potente explosión se ha escuchado a varios kilómetros y la onda expansiva ha provocado importantes daños en las viviendas aledañas. Las fuerzas de seguridad, fuertemente armadas, blindan las calles mientras piden a la gente que se aleje de la zona por si hubiera más atacantes sueltos. El historial de precedentes es abultado. Las fuerzas de seguridad colombianas han sido objetivo de ataques similares en el pasado. Como sucedió en 2017, con un muerto y varios heridos. Entonces, fue el ELN el responsable, pero en este caso la autoría sigue siendo una incógnita.