Un avión de Ethiopian Airlines se estrella con 157 personas a bordo en un vuelo a Kenia

Las primeras imágenes de los restos del Boeing 737 de Ethiopian Airlines que se ha estrellado a 60  kilómetros de Addis Abeba muestran la magnitud de la tragedia. "A bordo viajaban 149 pasajeros y ocho tripulantes", explica el ministro de Transportes de Kenia, hacia donde volaba el avión. No hay supervivientes en un siniestro con víctimas de 35 nacionalidades: kenianos, canadienses, británicos, estadounidenses, italianos, chinos y, según ha confirmado la Oficina de Información Diplomática, dos españoles. El avión despegaba del aeropuerto de la capital etíope a las nueve menos veinte de la mañana, seis minutos más tarde se perdía el contacto con la torre de control. El destino final era Nairobi, donde las familias esperan impacientes. Por ahora se desconocen las causas del accidente de un modelo que sólo llevaba tres años volando. El mismo que se estrelló hace cinco meses en las costas de Indonesia. En esa ocasión, trece minutos después del despegue. Murieron 190 personas.