Al menos 58 muertos en las inundaciones registradas en la Papúa indonesia

Una avioneta medio sumergida en el agua/AFP
Una avioneta medio sumergida en el agua / AFP

Las intensas precipitaciones que caen desde el sábado en el distrito Sentani provocaron riadas que arrastraron troncos y vehículos

AGENCIAS

La Agencia de Mitigación de Desastres de Indonesia (BNPB) ha elevado a 58 este domingo la cifra de víctimas fatales por inundaciones en la zona de Sentani, provincia de Papúa. «El balance es de 58 muertos», ha comunicado el portavoz del ente, Sutopo Purwo Nugroho. Horas antes, la agencia había registrado 50 víctimas mortales.

Las inundaciones, provocadas por las lluvias torrenciales que golpearon Papúa este sábado, han dejado también al menos 59 heridos, que fueron ingresados en diversos hospitales de la zona. «Los operativos de evacuación, búsqueda y rescate de víctimas se intensificaron», ha establecido Nugroho.

La región de Sentani, cercana a la capital de la provincia, Jayapura, se ha visto afectada por fuertes lluvias torrenciales desde este sábado, lo que ha provocado las inundaciones.

Al menos nueve viviendas y dos puentes han sufrido importantes desperfectos debido a las riadas, de acuerdo con Nugroho, que ha añadido que todavía no se ha establecido un equipo de rescate para atender las zonas afectadas. «El agua está comenzando a desaparecer, dejando barro, restos de árboles y otros materiales que ha arrastrado la riada», ha explicado Nugroho en un comunicado.

Más de 120 residentes de la zona pasarán la noche en un refugio del Gobierno debido a los desperfectos que han sufrido sus casas por el agua. Las autoridades, con la ayuda de Cruz Roja y de cientos de voluntarios, están atendiendo a los desplazados.

Las intensas precipitaciones que caen desde el sábado en el distrito Sentani provocaron riadas que arrastraron troncos y vehículos, dañaron puentes y anegaron carreteras y edificios, según el portavoz de la agencia de gestión de desastres (BNPB), Sutopo Purwo Nugroho. «El agua entró en los hogares y hospitales. Las carreteras se convirtieron en un rápido torrente», dijo Sutopo en un comunicado.

Los heridos y los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados a varios hospitales en la capital provincial Jayapura, a unos 20 kilómetros al este del distrito afectado, y también de Sentani, donde al menos 150 casas quedaron anegadas y 120 personas tuvieron que ser evacuadas.

El portavoz agregó que los equipos de rescate continúan la evacuación de afectados y que en algunas zonas aun no han podido acceder a causa del material arrastrado por las riadas.

Imágenes compartidas por la BNPB muestran a personas empujando una motocicleta con el agua por la cintura, una avioneta medio sumergida en el agua y decenas de desplazados que están alojados en un mismo edificio.

La mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, donde se encuentra la provincia de Papúa, pertenece a Indonesia y es un territorio rico en recursos naturales aunque subdesarrollado, mientras que la parte oriental corresponde a la República de Papúa Nueva Guinea.

Las inundaciones y corrimientos de tierra afectan cada año a Indonesia durante la estación de lluvias, cuyo momento álgido transcurre entre diciembre y febrero.