Arde París por el conflicto de la subida del carburante

Casi 200 incendios en las calles parisinas, de los que no se libraron ni los coches policiales. Finalmente la lluvia consiguió frenar lo que los antidisturbios no pudieron y París amanecía así con coches y motos calcinados, marquesinas destrozadas, escaparates estallados. El Arco del Triunfo, marcado. Marcas que borran, pero que han dejado huella. Denuncian que grupos ultras se infiltraron en las protestas de los chalecos amarillos. Reunión de urgencia del Gobierno con su presidente Emmanuel Macron que ha visitado el Arco del Triunfo para comprobar su estado. El portavoz del Gobierno no descartaba aplicar el estado de emergencia para mantener el orden público, 412 detenciones en todo el país, 133 heridos entre los que hay una persona en estado crítico. El caos se instauró en las calles de París. Las llamas se multiplicaban en vehículos, comercios, dentro de edificios públicos y privados. París ardía y la rabia aumentaba en una manifestación contra la subida del combustible que terminó completamente descontrolada. Con saqueos, violencia y disturbios que se extendendieron por todo el país.-Redacción-