Zaporeak trata de dar respuesta a la «extrema situación» que se vive en Moria

Voluntarios de Zaporeak. /
Voluntarios de Zaporeak.

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

El proyecto solidario Zaporeak ha denunciado la «situación tan extrema que se vive» en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, a la que aseguran que están tratando de dar una respuesta con los recursos de los que disponen. En un comunicado, Zaporeak ha denunciado que dos personas -una madre y su hijo- fallecieron durante el incendio ocurrido el domingo en este campo de refugiados que, según precisa, acoge a más de 12.000 personas, aunque en un principio estaba acondicionado para 3.000. En ese sentido denuncian que «los gobiernos no están por la labor de dar una solución viable a corto plazo».

«La situación es tan extrema que llega a ser insostenible», afirman, tanto que algunos refugiados han escapado a otras zonas, como el «espacio Salam que gestiona Team Humanity» al que Zaporeak pudo acceder para prestar ayuda y comida. Tras los altercados en Moria la situación parece estar «calmada y las carreteras han sido ya abiertas», por lo que Zaporeak ofrecerá 2.000 comidas y 400 desayunos a diario, «el máximo que puede dar nuestra cocina».

Zaporeak ha denunciado, por último, la «grave vulneración de los derechos de los refugiados, que se sigue produciendo en las islas griegas».